Y TERMINAMOS CON LA PARTE MÁS IMPORTANTE: LA QUE HACIA REFERENCIA A NUESTROS ANTEPASADOS EN EL CATASTRO DEL MARQUES DE LA ENSENADA, por José Muñoz Torres.

Las preguntas que se han visto hasta ahora, de las Respuestas Personales, hacían referencia exclusiva al pueblo como tal, sus tierras, sus cultivos, cuales eran sus impuestos, etc. pero es a partir de la pregunta 25 cuando se empieza a hablar de la gente, de las familias, de los cargos y sus sueldos, de profesiones, mesones, mercaderes, tenderos, etc. Pero antes de continuar con el resto de preguntas es conveniente retroceder un poco al motivo de todo este magnífico follón que se montaron algunos ministros apoyándose en el rey, maximo responsable.

Fernando VI, por Louis-Michel Van Loo (Museo del Prado)

El Real Decreto que dió origen a este Catastro fue firmado en el Palacio del Buen Retiro, de Madrid, el diez de octubre de mil setecientos cuarenta y nueve y se encargaba del mismo el Marqués de la Ensenada. Al mismo se le acompañaban 41 Instrucciones cuales eran los pasos que habían de darse para llevar a buen puerto la ejecución del proyecto y prueba de lo que ha de hacerse es lo que se considera en la Instrucción I: “Con la orden, que se comunicare al intendente, o Ministro nombrado para esta operación, pasará a la provincia que se le señalare; y eligiendo un Asesor, para en caso de ofrecerse algunas determinaciones Jurídicas, y un Escribano de confianza e inteligencia para el actuado, con los demas Operarios, Agrimensores o Geómetres, Escribientes y Dependientes, que considere unicamente necesarios para minorar lo posible el gasto de estas diligencias, respecto de querer su Majestad, que el dispendio que en ellas se ocasionare, sea de cuenta de su Real Hacienda, y sin el menor gravamen de los Pueblos. II. Han de ir advertidos estos Ministros, de que se han de examinar (con igual formalidad a la que se practicare con los vecinos, t habitantes de cada Pueblo) todas las Haciendas pertenecientes a Eclesiásticos, tanto seculares, como Regulares, sin excepcion de ninguna especie de Frutos, y Rentas: pues para que no se omita esta circunstancia , se han dado las providencias convenientes, porque quiere Su Majestad se averigue la consistencia de las Tierras y Haciendas comprehendidas en estos sus reinos, para la noticia que intenta tener de todas, inclusas las de los mencionados eclesiásticos, para los fines y efectos que sean de su Real Servicio: Y si alguno de dichos eclesiásticos se escusase a suministrar las noticias puntuales, e individuales, que se les pidiesen, dará inmediatamente cuenta a la Superioridad, con justificación, a fin de que pueda tomarse la providencia que convenga. III En hallandose prevenido el Intendente de lo conducente a la ejecución de la idea, se conferirá personalmente en el Pueblo, donde se haya de hacer la operación, advirtiendo con antelación a las Justicias de su ida a él, para que no se ausenten, y estén prontos con las personas Ancianas, y de conocimiento de la Población y su término para dar los inofrmes que se les pidiera, y conduzcan al pronto expediente de la averiguación que se solicitan. IV. Luego que el Intendentese halle en el pueblo convocará al Cura, por medio de un recado cortesano; y en caso de excusarse este de concurrir, se proseguira sin su asistencia la diligencia, pero deberá participarlo al Obsipo de la Diocésis, para que le mande asistir , para auorizar el acto, como persona imparcial; Hará comparecer al Alcalde o Alcaldes, en caso de haberle de el Estado Noble, para que concurran ambos; uno o dos regidores, y el Escribano de Ayuntamiento; y le prevendrá elijan dos, tres o más sujetos, según la extensión del término y Pueblo, de los de mejor opinión e inteligentes, tanto en las calidades y cantidades de tierra, que hay en el término, sus frutos y cultura [cultivos], como en el número de personas que hay en el pueblo, sus Artes, Comercio, Grangerias, Ocupaciones y utilidades de cada uno; Y estando todos juntos. con otros dos sujetos de iguales circunstancias, que el Intendente habrá dispuesto ( si lo hallase por conveniente) vengan de los lugares inmediatos, les recibirá a todos, -a excepcioón del Cura-, Juramento de decir verdad a lo que les fuere preguntado, al tenor del Interrogatorio señalado con la letra A. [FERNANDO VI. REAL DECRETO DE SU MAJESTAD para que con arreglo a la Instruccion, Formularios y planes que le acompañan, se averiguen los efectos en que puede fundarse una sola Contribucion. Madrid, 1749].

El esfuerzo en la elaboración de estas normas solo han servido para que, en la actualidad se disponga de un documento importantísimo para el conocimiento de la situación de los pueblos de España, si bien, a pesar de todas las recomendaciones algunas respuestas de algunos pueblos omiten la explicación de algunos datos. En el último “poyete” nos habíamos quedado en la respuesta dada a la pregunta 23ª y deberíamos haber cerrado con la pregunta 24ª, aunque la res`puesta a la misma no tenía contestación efectiva. En cualquier caso la incluímos a fin de que la relación del Interrogatorio esté completa.

Pregunta 24ª:

Si el Común disfruta algún Arbitrio, Sisa* u otras cosa, de que se deberá pedir la concesión, quedándose con copia, que acompañe estas diligencias: Que cantidad produce cada uno al año; a quien se concedió, sobre qué especies, para conocer si es temporal o perpetuo y si su producto cubre o excede de su aplicación.

*Sisa [Impuesto municipal sobre la venta, elaboración e intercambio de comestibles al por menor, en especial sobre el vino, la carne, sal y el pan, este impuesto era una regalía real y por tanto debía ser concedido por el rey con motivo de una necesidad concejil (carestía, cumplir una orden real, rotura de murallas, infraestructuras, etc.) y siempre con carácter temporal.]

Respuesta:

A la pregunta veinte y cuatro dijeron: no usa esta villa de otro arbitrio alguno mas el que llevan expresado en la pregunta antecedente [Aunque guarde cierta similitud el impuesto de Sisa con el de Alcabala, siendo los dos impuestos municipales, la alcabala era un impuesto que se aplicaba sobre todo lo que se vendía en una villa por compreventa o por permuta; en cambio la sisa era un impuesto concedido por el rey a una villa para hacer frente a alguna necesidad perentoria cobrandose en especie y solo en algunos productos: vino, telas, corderos, etc. En Madrid para la obra de la plaza Mayor se concedió licencia para imponer 2 mrs. en cada azumbre de vino barato y caro. Es impuesto podía hacerse en metálico abonando el importe Pero la practica habitual es recortando el peso o la longitud: es decir dando menos cantidad que la que se vendía. Es decir,”sisando” parte de lo que se vendía. Ciertamente con el tiempo el término “sisa” se hacía referencia a la parte que se defrauda o se hurta , especialmente en la compra diaria de comestibles y otras cosas: “Ten cuidado con el dinero que le das para comprar que le gusta mucho sisar” . ]

Pregunta 25ª:

Qué gastos debe satisfacer el Común, como salario de Justicia y Regidores, Fiestas del Corpus u otras: Empedrado, Fuentes, Sirvientes de que se deberá pedir relaciónes auténticas.

Papel timbrado o sellado: a) Del reinado de Felipe V habilitado para el de su hijo Fernando VI y b) papel sellado del reinado de Fernando VI en el año 1752.

Respuesta:

A la pregunta veinte y cinco dijeron que los gastos que debe satisfacer dicho cabildo anualmente son: Al Escribano de su Ayuntamiento seiscientos reales y por gasto de papel sellado y blanco, ciento cincuenta reales. De gastos de verederos [encargados que llevaban despachos u otros documentos para norificarlos, publicarlos o distribuirlos en uno o varios lugares, por caminos o veredas de ahí el apelativo de verederos.] que vienen con despachos y Órdenes de la superioridad doscientos reales. Fiesta del Corpus ciento cincuenta reales. Al Predicador cuaresmal doscientos reales. Limosna de los Santos Lugares de Jerusalen treinta reales. Gasto que se hace en la publicación de la Santa Bula con el Padre Comisario Predicador y Notario sesenta reales. Fiestas votivas a nuestra Señora de la Vega [Se celebraban el día de la Ascensión] hasta ciento y cincuenta reales. Insaculacion de Oficios de Justicia de cuatro en cuatro años quinientos reales. Y a los Ministros de la Gobernación de Alcázar, que vienen todos los años a dar posesión de los Oficios de República doscientos reales [Con este nombre genérico se designaban a cualquiera de los cargos municipales electivos. Hay que señalar que con el titulo de Oficios de Republica se referían a encargados de las cosas ( del latín Res) públicas teminando por llamarse oficios de Republica: Alcaldes, concejales, regidores, justicias, etc. ] y por otros gastos menores que constarán del testimonio del Ayuntamiento.

Año 1794. Instrucción en papel sellado del reinado de Carlos IV sobre la publicación y predicación de la Bula de la Santa Cruzada

[Referido a uno de los gastos del Ayuntamiento que se hace en la publicación de la Santa Bula con el Padre Comisario Predicador y Notario sesenta reales, el proceso que se seguía según la Instrucción de cuya primera página adjuntamos copia debía seguir un ordenamiento especial en el que aparecen los “Verederos” como protagonistas de su desarrollo: “(1) Los administradores nombrados para el cuidado de la expedición y para recaudar el importe de la limosna que se hubiere exigido y debido exigir de los fieles por los Sumarios de la Bula, se presentarán a nuestros Subdelegados de Cruzada en las capitales de las Diocesis respectivas con los Vidimus y despachos. (2) Exhibirán a los Subdelegados lista de los Verederos, que hayan nombrado, con las expresiones convenientes. (3) Los Verederos haran juramento ante los Subdelegados de cumplir bien sus encaros. (4)Pasarán los Verederos personalmente a los pueblos de sus veredas antes de la Quincuagésima. (5) Avisarán a las Justicias, para que se prevenga el recibimiento y hospedaje. ( 6)Em quanto a gratificaciones que se den, se hará lo que S.M. ordenare. (7) Han de llevar todos los Sumarios que se requieran para el cumplido surtimiento de los pueblos de las Veredas. (8) Dejarán en cada pueblo los Sumarios de todas clases y tasas, que se juzguen bastantes, para que nunca se experimente falta, tomando informe de la Justicia y del Cura. (9) Los Sumarios se han de entregar a las Justicias en la Posada del Veredero, o donde este acuerde con la Justicia y se ha de avisar al Cura u otro eclesiástico para que se halle presente. (10) Se han de contar uno por unolos Sumarios para entregarse, expresandose en la diligencia haberse hecho asi. (11) Advertencia, que se ha de hacer a las Justicias, para que estos las hagan a los Cogedores (personas que han de distribuirlos). (12) Los Verederos recogerán de las Justicias el resguardo acostumbrado de la entrega de los Sumarios, con las expresiones convenientes, y tomarán noticia del día de la Publicación. (13) Cuando los Verederos vean, que les han de faltar Sumarios para el completo surtimiento de los pueblos avisarán a los Administradores para el remedio. (14) Después del repartimiento de los Sumarios, se restituirán los Verederos a las Capitales, para dar cuenta del cumplimiento de sus encargos. Después de esta acción serán las Justicias de cada Pueblo las encargadas de buscar personas que repartan los Sumarios y cobren su limosna. [INSTRUCCION DE LA FORMA Y ORDEN QUE SE HA DE OBSERVAR EN LA PUBLICACIÓN Y PREDICACIÓN DE LA BULA DE LA SANTA CRUZADA. Biblioteca Valenciana Digital. Fondo Antiguo].

Bula o Sumario de Bula correspondiente a los años 1792-1793( Fuente: Todocoleccion.net)

Pregunta 26ª:

Qué Cargos de Justicia tiene el Común, como Censos, que responda u otros , su importe, por qué motivo y a quién , de que se deberá pedir puntual noticia.

Respuesta:

A la pregunta veinte y seis dijeron: no tiene censo* alguno sobre si el caudal de dichos propios, ni otro gravamen más que los expresados en la pregunta antecedente. [* Censo venía a equivaler a Hipoteca y si bien en el momento de elaborar el catastro no tuviese ningun censo, hipoteca o prestamo que delvolver no era muy infrecuente que nuestros pueblos, en concreto Villarta, acudiese a ellos para poder satisfacer el importe de abogados para los numerosos pleitos que en cuestión de límites y territorios mantuvo con pueblos limítrofes. Tenemos que señalar que la revisión de juicios o demandas se celebraban en la Real Chancilleria de Granada, lo cual suponía un gasto importante en viajes, estancias y comidas, aparte de los honorarios del abogado que representase al Concejo]

Pregunta 27ª

Si está cargado de Servicio Ordinario, Extraordinario, u otros, de que igualmente se debe pedir individual razón.

Respuesta:

A la pregunta veinte y siete dijeron: paga esta Villa de Servicio Ordinario y extraordinario* quinientos y seis reales en cada año [*Servicio Ordinario y Extraordinario. Contribución que se basaba en el reconocimiento de vasallaje que el reino debía a su rey desde la Edad Media. En principio el servicio se llamó ordinario, pero la insuficiencia del mismo para las necesidades monárquicas obligó a votar otro, que en relación con el anterior pasó a llamarse extraordinario, aunque la fuerza de los hechos acabó por agregárselo para dejarlos denominados “servicio ordinario y extraordinario “. Recaía exclusivamente sobre los pecheros y estos servicios eran solicitados tradicionalmente en Cortes por los monarcas para subvenir las necesidades urgentes… Como en la Corona de Castilla los ingresos ordinarios se manifestaron tradicionalmente insuficientes, desde el siglo XIII este servicio empezó a repartirse para ayudar a la monarquía en sus empresas expansivas. Hasta el comienzo del siglo XVI, las Cortes consiguieron mantener la naturaleza extraordinaria de estos servicios, pero la presión monárquica unido a los hechos, acabó por convertirlos en ordinarios. [JAIME ALVAR EZQUERRA, coordinador. Diccionario de Historia de España] (Señalamos que este impuesto o tributo era pagado exclusivamente por los “pecheros” que estaba obligado a pagar impuestos al rey o a un señor. Los pecheros, también llamados villanos o plebeyos, se oponían en materia fiscal a los ricoshombres, nobles y clérigos, que estaban exentos de cargas, razón por la cual los concejos, como es el caso de Villarta con los Sorias o los Mejias, se oponían al reconocimiento de nuevos hidalgos o nobles.) y de millones, cientos y alcabalas* por acopio nueve mil cuatrocientos noventa y cuatro reales, que todo pertenece a S.M. [*Los impuestos de millones, cientos y alcabalas, eran impuestos que se aplicaban sobre el comercio de mercancias Alcabala: era un impuesto indirecto que gravaba el comercio de mercancías. Al principio suponía un 5% del valor de los objetos enajenados, pero aumentó con el tiempo al 10%. Estos porcentajes son un promedio, ya que en cada municipio se determinaba el porcentaje de la alcabala que gravaba cada producto. En su origen era un impuesto medieval local, administrado por los concejos, pero con el tiempo pasó a ser administrado por la Corona, para financiar puntualmente acciones bélicas de la Reconquista. A partir de 1340 Alfonso XI obtuvo la alcabala en las Cortes de Castilla reunidas en Burgos, para financiar el sitio de Algeciras (1342-1344). Con los Reyes Católicos pasó a ser un impuesto regular más, dejando de estar ligados a campañas específicas. Millones: Es un impuesto indirecto sobre la alimentación instaurado por Felipe II y aprobado por las Cortes de Castilla en 1590. Se aplicaba sobre el consumo del vino, vinagre, aceite, carne, jabón y velas de sebo. Comprometían a la Corona a dedicar lo recaudado a un gasto determinado, además de que las Cortes de Castilla se reservaban el control de su administración a través de una Comisión de Millones. Cientos: Impuesto Castellano que apareció en 1629. En un principio, supone una elevación porcentual del tipo teórico de las alcabalas. Comenzó como un impuesto universal que abarcaba toda clase de productos, incluidos los exentos de alcabala, exceptuando sólo al pan cocido (de especial protección). También debería aplicarse en las ferias exentas de alcabala. Se proponían por las Cortes y sancionaban por el rey para cubrir determinados servicios. [ENDIKA ALABORT AMUNDARAIN. INVERTIA. El Español]

Pregunta 28ª

Si hay algún empleo, Alcabalas, u otras rentas enagenadas: a quien; si fue por servicio pecuniario u otro motivo: de cuanto fue, y lo que produce cada uno al año, de que se deberán pedir títulos y quedarse con copia.

Respuesta:

A la pregunta veinte y ocho dijeron: hay enajenadas en esta villa las escribanías y renta del Portazgo que cobra S.A. y Dignidad de Gran Prior de San Juan. No saben si fue por servicio pecuniario o no. Y lo que estas rentas producen al año son la referida de Portazgo trescientos reales por arrendamiento hecho a Juan Bravo Aceña*. Y las dichas dos escribanias públicas que hoy están unidas ciento y veinticinco reales y no hay otra renta ni oficio enagenado. [* En la relación de familias aparece el tal Juan Bravo Aceña como “oficial de carnes”, de cuarenta y cinco años de edad y casado con Josefa Díaz-Meco, de treinta y ocho años]

Pregunta 29ª:

Cuantas tabernas, Mesones, Tiendas, Panaderías, Carnicerías, Puentes, Barcas sobre ríos, Mercados, Ferias hay en la población y término; a quien pertenecen y qué utilidad se regula puede dar al año cada uno.

En la feria de las Paces, día 25, en los puestos instalados en la plaza de la Ermita.No indicamos la fecha para no dar pistas (Archivo personal)

[El día 25 de enero, dentro de la festividad de Las Paces, era la parte que podríamos considerar como “Feria”. La Plaza de la Ermita, se llenaba de puestos con los más diversos objetos. Está parte, como todas las Ferias, en sentido literal, han desaparecido en todos sitios ( Podriamos decir que la fería de Sevilla, empezó siendo Feria de ganados principalmente y ya eso pasó a la historia)]

Respuesta:

A la pregunta veinte y nueve dijeron hay una taberna y una tienda de aceite, pescado y otros géneros comestibles, que tiene arrendado Juan Infante y paga a la villa por derechos de alcabala, cientos y millones tres mil doscientos reales en fuerza de su acopio de esta renta. Hay tambien tres mesones: uno de D. Francisco Triviño Calderon, vecino de Ciudad Real que lo tiene arrendado a Pedro Molina Chorrusca en mil y doscientos reales. Otro propio de las Memorias del Comisario de Lora, vecino que fue de la villa de Urda que administra D. Nicolas de Coca, vecino de Daimiel arrendado a Joseph Ramos, vecino de esta villa quien paga mil cuatrocientos y veinte reales. El otro es propio de Joseph de Zúñiga vecino de esta villa, quien por si lo administra. Y no hay mas tienda que la que llevan referida ni panaderia de obligación al abasto* porque cada vecino lo beneficia en su casa. Hay una carniceria**. Hay un puente grande y una alcantarilla sobre dicho río Gigüela y no hay mercado ni ferias. [*Obligados al abasto eran aquellos que bien por subasta o cualquier otro medio estaban encargados de abastecer a un pueblo o ciudad de algún género de mercancías, normalmente de primera necesidad (en términos arcaicos, bienes “de comer, beber y arder”. **En la respuesta anterior se citaba a Juan Bravo Aceña como oficial de carnes que disponía de una carniceria propiedad del Ayuntamiento en la parte baja del mismo, justo al lado de la cárcel de esta actividad una utilidad anual de mil reales al año. Del arrendamiento del portazgo se le consideraba una utilidad de seisicentos reales de velló. En cuanto a los mesones puede verse el “poyete” del 29 de septiembre de 2016: El alojamiento en Villarta a finales del siglo XVIII pero en cualquier caso podemos recordar lo que al menos se dice de dos de ellos en este Catastro. La primera declaración está hecha por Nicolas de Coca y Corredor , vecino de Daimiel y Administrador de los bienes de la Capellania de Don Francisco de Lora fundada en Urda: Una casa mesón, en la calle Real, que su frente compone cincuenta y tres varas (44’30 metros) y el fondo treinta y una (25,91 metros), su renta anual es la de mil trescientos a cuatrocientos reales. Sus linderos son los siguientes: a la parte de oriente linda con herederos de Bartolo Moreno; al Sur con dicha calle Real y a poniente con la misma, al norte con callejuela que sale a la calle estación (actualmente calle de “Las Peñas Coheteras). La habitación consta de dos cuartos dormitorios por abajo, patio, portal, cocina, pozo, tres cuadras y dos cámaras y su traspuesta(puerta, corral y otras dependencias que están detrás de lo principal de la casa)Creemos que ester mesón estaba en el lugar que ocupaba la Caja de Madrid. La segunda declaración está realizada por D. Francisco Treviño Calderon de la Barca, vecino de Ciudad Real y Patrón del Patronato que fundó en la Membrilla Fernando Martin Cacho que tiene una casa propia de de dicho Patronato en la calle Real de Villarta de San Juan, que tiene de frente veinte y ocho varas (23,40 metros) y de fondo veinte y dos (18’38 metros) su habitación se compone de dos cuartos dormitorios, dos camaras, tres cuadras, un pajar y traspuesta y dicha casa sirve de pajar y está arrendada a Pedro Molina, en mil y doscientos reales de vellón por cada un año. Confronta a Levante con la calle de la Estación (actualmente calle Postas), a Poniente con la calle Real, que va a Manzanares, al sur con casa de Manuel Muñoz y al Norte con casa de Bernardo Moreno menor. Podría situarse donde en la actualidad se encuentra el Banco Santander. En 1781 según indica Juan Fermin de Garde, intendente de la Provincia de Toledo, en su relación sobre el alojamiento en la provincia de Toledo, habla de cinco mesones en Villarta, dos de ellos en Puerto Lápice, en el término de Villarta. Al hablar del ultimo de los que hemos citado, el de la Fundación de Martín Cacho, habla de que está muy deteriorado y necesita reparación. Cuando se habla de Ferias, se refiere, fundamentalmente a ferias de ganados que hayan sido autorizadas por los órganos competentes y como decreto del Rey. De aquí se puede deducir que cuando se hablan de “Ferias y Fiestas”, la diferencia radica en que la primera es de ganados -como un mercadillo actual-, mientras la segunda, las Fiestas, son una celebración lúdica y religiosa en honor de alguna advocación mariana, en nuestro caso, la Virgen de la Paz que se celebraba desde el año 1370. )

Francisco Treviño Calderón de la Barca, Administrador de la Capellanía de Martín Cacho, de la Membrilla (Fuente: Invaluable.com. Autor: Escuela andaluza del s. XVIII)

Pregunta 30ª:

Si hay hospitales, de qué calidad , qué renta tienen, y de que de mantienen.

Respuesta:

A la pregunta treinta dijeron: Hay un hospital para el refugio de viandantes deteriorado y sin renta alguna. [En los registros parroquiales de defunciones figuran asientos de fallecimientos habidos en el hospital de pobres. Era una casa próxima al ayuntamiento que era atendida por un persona a quien no se cobraba ningun alquiler con la condición de atender a los transeuntes que llegaban. En el callejero de Villarta, por esa zona, hay un vago recuerdo al citado hospital, al menos sigue existiendo una calle de ese nombre.]

Pregunta 31ª:

Si hay algún cambista, Mercader de por mayor o quien benefice su caudal por mano de corredor.

Respuesta:

A la pregunta treinta y uno dijeron: no hay mercader de por mayor, ni por menor, ni otro comercio alguno en la villa.

Pregunta 32ª

Si en el pueblo hay aalgún tendero de paños, Ropas, Oro, Plata y Seda, Lienzos, Especería u otras mercaderías, Médicos, Cirujanos , Boticarios, Escribanos, Arrieros y que ganancia se regula pueda tenera cada uno al año.

Respuesta:

A la pregunta treinta y dos dijeron: Hay un cirujano-sangrador, un barbero y un escribano, cuyas utilidades regulan: al escribano un mil y quinientos reales; al cirujano mil y cien reales. Y al barbero con un poco de caza, que mata y vende a real cada día. Y no hay mercader alguno, ni tendero, médico, boticario, ni arrieros. [ Se relaciona un cirujano/barbero: Gabriel Diaz-Raseron, de cuarenta y cinco años, viudo. barbero: José Martín Barrejon, casado con Josefa Martin Serrano, ambos de cuarenta y dos años. Tenía 7 hijos. Escribano: Juan Mariano Tejera, de 47 años, casado con Isabel Antonia Tejera, de 40 años. Tenían 4 hijos. Sorprende que en el catastro no aparezca ningún arriero por varias razones: Situación de Villarta en el camino real de Andalucia, exisitr un gran número de jumentos animal de carga utilizado por los arrieros y sobre todo por existir documentos escritos, como la novela Bailen de Pérez Galdós en que se hace referencia a los arrieros de Villarta, aunque alguno de ellos aparezca en la relación como jornalero. En la relación de oficios aparecen muchos jornaleros que indican su actividad con un número de jumentos con la indicación de su “industria” o expresamente en la conducción de leña y cebada. Entre otros: Pedro Serano, Juan Serrano, Sebastian López, Antonio Rojo, Juan Francisco Muñoz, Vicente Aguirre, Francisco Romo, Miguel Castellanos, Pedro Aguirre (Antepasados directos de Dª Esperanza Aguirre, ¡quien se lo hubiera dicho!), Manuel Bravo, Patricio Onrado, Alfonso Muñoz menor, Pedro Ximenez, Miguel Mota, Casimiro Castellano, Juan Patiño, Carlos Ollero, Sebastian Moreno, Antonio Molina, Gabriel Solano, Antonio Castellanos, Manuel Moreno, Francisco Villalba, Sebastián Parro, Jerónimo Bravo, Pedro Fernández de la Cruz, Carlos Díaz, Gregorio Bravo, Francisco Rojo de Antonio, Manuel Sánchez-Migallón, Francisco Bravo Aceña, Juan de Cuerva menor, Francisco Celestino, José Sánchez menor, Francisco Bravo Calahorra, Manuel Moreno del Salto, Santos Doral, Lucas Díaz, Pedro López Chaparro, Gregorio Sánchez-Migallón, Antonio Bravo, Antonio Caballero y Gregorio de Mena].

Villaharta y el paso de arrieros. Acuarela de Pier Maria Loidi (Viaje de Cosme de Médicis por España y Portugal)

Pregunta 33ª :

Qué ocupaciones de Artes mecánicos hay en el pueblo, con distinción, como albañiles, canteros, albeitares, Herreros, sogueros, zapateros, sastres, peraires, tejedores, sombrereros, manguiteros y guanteros, explicando en cada oficio de los que hubiere el número que haya de maestros, oficiales y aprendices; y que utilidad le puede resultar, trabajando meramente de su oficio al día cada uno.

Respuesta:

A la pregunta treinta y tres dijeron: Hay un albeitar herrador llamado Juan de Hoyos ( en su relación personal él mismo dice que es herrador y administrador del estanquillo de tabaco y arrendador de la Alcabala del viento. De 36 años. Casado con Eugenia Ramos, de 33 años. Viven con ellos sus cuñadas Barbara, María y Antonia Ramos), se le regula el sueldo en 3 reales diarios. Un herrero llamado Francisco Rivera (De 38 años. Casado con Ana Bravo, de 30 años: Tenían tres hijos: María de 9 años, Francisco de 6 y Ana de un año) que se le consideran seis reales al día. Tiene con él un oficial (José García, de 30 años); Dos zapateros; uno de “nuevo” llamado Gregorio Martín del Campo que le regulan a cuatro reales y medio por día (De 52 años años, soltero); Y el otro “de viejo” que se llama Joseph Vela y se le regula un real cada día ( De 36 años. Casado con Francisca Rosa Matamala, de 35 años. Tenían 4 hijos: María Victoriana, de 11 años; Antonia, de 9; Nicolás, de cinco y José, de 2 años) Dos sastres el uno llamado Manuel Alberca (Manuel Rodriguez Alberca, de 33 años. Casado con Alfonsa García Morato, de 34 años. Tenían dos hijas: Victoria, de 9 años y Laureana de 6 años) y el otro Pedro Gómez-Calcerrada (De 42 años. Casado con Sebastiana Martin Serrano, de 41 años. Tenían 5 hijos: Sebastiana, de 16 años; Manuel, de 13; Manuela, de 10; Josefa, de 7 y Bernardo de 4 años). El día en que trabajaban tenían asignado un sueldo de seis reales. Hay dos albañiles Gregorio Infante y Joseph Muñoz y el día que trabajan ganan seis reales. ( En la relación figuran con el nombre de alarifes nombre que se les daba a los arquitectos o maestros de obras. Hemos de pensar que actuasen como albañiles-maestros de obras. El primero Gregorio Infante era viudo, de 50 años y tenía una hija, Manuela, de 16 años. El segundo Joseph Muñoz, era de cincuenta y tres años y estaba casado con Isabel María Molina, de 56 años. Tenían 3 hijos: Jacinta, de 18 años; Zacarías, de 11 años y Andrea, de 9 años). Hay un carretero llamado Antonio Camacho que se le paga por piezas lo que hace y se le regula a tres reales al dia. (En la relación de vecinos se le inscribe como Juan Antonio Camacho, de 30 años de edad. Casado con Josefa Madrid, de 21 años. Tenía una hija, Teresa, de 2 años) Y un carpintero llamado Joseph Jurado que gana seos reales al día ( De 47 años. Casado con Teresa Corrales, de 46 años). Y hay un tejedor de estambres llamado Diego de Bargas que le producirá su oficio seiscientos reales todos los años.(En la relación de vecinos figura como cardador. La diferencia entre los dos oficios era grande ya que el cardador es el que se encargaba lavar los vellones de lana para eliminar toda la suciedad, especialmente de grasa, dejando listo para el hilado que sería el trabajo de tejedor. Es muy posible que en el caso de este oficio en Villarta fuese una actividad conjunta cardador/Tejedor. Diego de Vargas, – que asi figuraba en otros lugares del catastro-, tenía cuarenta años y tenía tres hijos: Isidra, de 22 años; Isabel, de 20 años y Alfonso de 15 años). Dos cardadores llamados Francisco Patiño y Antonio Caballero que se les paga 1/2 real por cada libra de lana que carden y se les da de comer (Una de las funciones de estos cardadores, además de limpiar los vellones de lana era la de arreglar los colchones Para ello procedían a descoser el colchón, sacar la lana y mediante un peine especial la cardaban o peinaban repetidamente hasta conseguir que las fibras se separaran y la lana adquiriera una textura sedosa y blanda. Se les llamaba también jornaleros de “peinar y cardar la lana“).

Cardadora de lana. Grabado del siglo XIX ( Fuente: meisterdrucke.es)

Pregunta 34ª

Si hay entre los artistas alguno, que teniendo caudal, haga prevención de materiales correspondientes a su propio oficio, o a otros, para vender a los demas o hiciere algún otro Comercio o entrase en arrendamientos, explicar quienes y utilidad que consideren le puede quedar al año a cada uno de los que hubiese.

Respuesta:

A la pregunta treinta y cuatro dijeron: no hay artista alguno que haga prevención de materiales para vender a otros ni que haga otro comercio, solo si Gregorio Martin del Campo de oficio zapatero es arrendador de la alcabala del viento. [La alcabala del viento era el impuesto que pagaban los mercaderes forasteros por las ventas que hacían en un pueblo. Teóricamente, era un impuesto muy parecido al que pagan en la actua lidad en el mercadillo, aunque entonces era por la venta y por cada cosa que se vendiese. En la actualidad es un impuesto que se paga por el sitio o espacio que ocupe en el “mercaillo” y de su cobranza se encarga la policia Municipal. La Alcabala, el impuesto total era arrendada por subasta a un particular quien se encargaba del cobro a los mercaderes]

Pregunta 35ª.

Qué número de jornaleros habrá en el pueblo y a como se paga el jornal diario a cada uno.

Respuesta:

A la pregunta treinta y cinco dijeron que de los vecinos que se compone este pueblo habrá hasta cuarenta jornaleros y el jornal que comúnmente ganan es de dos reales por día y de comer. Y mayorales de labor hay seis que ganan de soldada* y adehalas** ochocientos reales y por la comida setecientos y treinta reales por año [*Soldada: Dinero que recibía regularmente una persona por un trabajo, en especial el que recibían los campesinos.y **Adehalas: Aquello que se agrega de gajes o emolumentos al sueldo de algún empleo.] Ayudadores hay cinco que ganan de soldad con adehalas seiscientos reales y de comida los mismos setecientos y treinta. Zagales de labor hay siete. Su soldada y adehala cuatrocientos reales y por la comida setecientos y treinta. Mayorales de Pastores del ganado lanar hay dos que ganan de soldada cada uno al año seiscientos reales incluso las adehalas, que a estos se les da y de comida por ser menosla que se les da que a los de labor, se les considera cuat [rocientos reales. Pastores Ayudadores cuatrocientos y cincuenta reales por razón de soldada y adehalas, que tienen y de comida se le consideran y regulan cuatrocientos reales. Y zagales de esta especie de ganado hay tres, los cuales ganan por año de soldada y unas cortas adehalas que tienen importarán trescientos reales y por la comida se les considera otros trescientos reales.[Mayorales: Isidoro López, de 27 años en casa de Francisco Sánchez; José Bravo, en casa de Francisco Romero Mayorga; Vicente Muñoz, de 30 años en casa de Julián Sánchez; Cristobal Moreno, en casa de Francisco Yepes Sahabedra; Antonio Sarmiento, en casa de Diego Sánchez; Vicente Rojo, de 30 años en casa de Bernardo Moreno; Ginés Pérez, en casa de Manuel Benito Fernández-Rojo; Ayudadores: Francisco Solano, de 24 años en casa de Gregorio Solano; José Corrales, de 22 años en casa de José Sánchez; José Sánchez Peralo, de 30 años, en casa de Pedro Mayorga; Francisco González, de 25 años en casa de Bernardo Moreno; Zagales: José Infante, de 24 años y Francisco de Úbeda, de 18 años en casa de Francisco Sánchez; Pedro Solano, en casa de Francisco Romero Mayorga; Manuel Muñoz, de 19 años en casa de su padre Manuel Muñoz; Antonio Bravo menor, en casa de Diego Sánchez; Ramón Corrales, de 20 años, en casa de Bernardo Moreno; José Perales, de 18 años en casa de José Sánchez; ]

Pregunta 36ª :

Cuantos pobres de solemnidad habrá en la población.

Respuesta:

A la pregunta treinta y seis dijeron que habrá dos o tres pobres de solemnidad. [Define la RAE como pobre de solemnidad a aquel “Pobre que acudía a pedir limosna en las fiestas solemnes”. Desconocemos cual sería el criterio seguido para definir a estos en el catastro. En él aparecen los siguientes pobres: Manuel Flores, imposibilitado de 58 años. Casado con Polonia Moraleda, de 44 años. Tenían dos hijos: Manuel, de 22 años y Francisco Cayetano, de 14 años. El otro pobre que figura en la relación era Gabriel Muñoz, pobre de 40 años, casado con Catalina Aceña, de 36 años. Tenían tres hijos: Manuel, de 16 años, Catalina, de 11 años y Estanislao, de 8 años. Curiosamente todas las mujeres viudas recibían el apelativo de “viudas pobres”, con independencia de cual fuese su situación económica.]

Pregunta 37ª:

Si hay algunos individuos que tengan embarcaciones , que naveguen en la Mar o rios, su porte o para pescar: Cuantas, a quien pertenecen y qué utilidad se considera da cada una a su dueño.

Respuesta:

A la pregunta treinta y ocho dijeron : No hay individuo alguno que tenga embarcaciones a porte ni para pescar. [En algunos pueblos para atravesar el río existía puentes de barcas pero lógicamente en Villarta no había necesidad de ello, por el escaso nivel de sus aguas y por la existencia del puente. En cualquier caso los conocedores del río tenían pasos conocidos para vadearlos. [En cualquier caso, a pesar de que existiese posibilidades de pesca, solo hay una persona que hace declaración de venta de pesca. Textualmente, Francisco Patiño, -cardador al que ya hemos aludido- dice en su declaración por la cual le señalan renta “que por su industria en la Pesca que hace en el río inmediato de esta villa, se le considera de utilidad anual, ademas de su oficio, doscientos reales de vellón al año]

Preguna 38ª:

Cuántos clérigos hay en el pueblo.

Respuesta:

A la pregunta treinta y ocho dijeron: No hay más clérigo en esta Villa que el Señor Prior Cura Párroco. [En el momento de hacer esta relación era Prior Cura Párroco, Frey Don Andrés Arias Ortiz, del hábito de San Juan que era además administrador de los bienes de la Cofradía Voluntaria de las Animas].

Pregunta 39ª:

Si hay algunos conventos, de qué religiones y sexo y qué número de cada uno:

Respuesta:

A la pregunta treinta y nueve dijeron: No hay convento alguno de religiosos ni religiosas en esta villa ni su término.

Pregunta 40ª

Si el Rey tiene en el término o pueblo alguna finca o Renta, que no corresponda a las Generales ni a las provinciales, que deben extinguirse: cuales son, como se administran y cuanto producen.

Respuesta:

A la pregunta cuarenta dijeron: No tiene S.M. en esta Villa y su término renta ni finca alguna que no corresponda a las provinciales, de alcabalas, millones y cientos y Generales que se administran con este nombre.

Todo lo cual dijeron ser la verdad en el cargo del juramento que tienn hecho y lo firmaron los que supieron y por los que no un testigo, y su Merced dicho Señor Juez e yo el escribano que de ello doy fee. Dr. Don Pedro Berriz de Aguirre y Ayala= Bernardo Moreno=Joseph Sánchez= Miguel Alonso Romero= Gregorio Bravo= Diego Sánchez= Manuel Rojo= Juan Mariano Tejera= Manuel Alonso Romero= Francisco Sánchez= AntemiNicolás Joseph de la Vega, Escribano.

Ultima página de las Respuestas generales de Villarta (Fuente: PARES. AGS_CE_RG_L624)

[La relación de todos los habitantes de Villarta, en la que estoy trabajando, en 1752, oficio, estado civil, sexo y edad llevará un poco más tiempo.]

José Muñoz Torres, Cronista Oficial de Villarta de San Juan


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s