AÑO 1819, SERMON PARA REINAUGURAR LA ANTIGUA IGLESIA DE VILLARTA, DESTRUIDA DURANTE LA GUERRA DE LA INDEPENDENCIA, por José Muñoz Torres

Inauguración de la última restauración de la antigua iglesia de Santa Maria, de Villarta de San Juan, coincidente con el segundo centenario del Sermón Eucarístico a que hacemos referencia ( Fuente: ManchaInformacion)

He estado dándole vueltas a este “poyete” porque pensaba y pienso que se sale un poco de lo que puede ser divulgar parte de nuestra historia y se podía hacer pesado para la mayoria, sobre todo si al sermón o al hecho de sermonear, se le aplica el significado actual: “que no se entere mi padre que menudo sermón me puede echar”, “es que no haces nada más que sermonearle al chico..”. etc. Pero es que este sermón es del año 1819 ¡hace 200 años! y los curas en ocasiones especiales como esta, echaban mano de todos sus conocimientos lungüisticos para “quedar como Dios”, ante los atónitos feligreses y en mi apreciación personal es la única ocasión que se me ocurre para que quede recogido este documento que celebra un hecho importante para la villa de Villarta, con independencia de cuales sean las ideas religiosas o de cualquyier otro tipo de quien pueda leerlo. Es cierto que el documento original se encuentra en el ARCHIVO DEL PALACIO REAL DE MADRID y más concretamente en el Archivo del Infante Don Gabriel de Borbón ( IDG-294), pero, salvo rara casualidad, ahí permanecerá olvidado, -aunque ahora bien cuidado-, por los siglos de los siglos. Y me parece que no son tantos los documentos que se poseen de Villarta para darlos a la luz en este “poyete”, al que tambien se sientan, en algunas ocasiones, gentes de otros pueblos y naciones.

Por otro lado nos dan a conocer una serie de datos que vienen a ratificar lo que muchas veces hemos dicho sobre las consecuencias de la Guerra de la Independencia en Villarta y entre las pocas cosas importantes que tenía Villarta, su iglesia que según este documento, su edificio, había sido “reedificado, hermoseado y adornado”.

Convento de Mercedarios de Herencia, finales del siglo XIX (Fuente: Universidad Popular de Herencia.Taller de Historia Local.)

La circunstancia de que fuese el autor del Sermón el R.P. Fr. Juan Francisco Corleón, Comendador o Superior del convento de Mercedarios descalzos en la villa de Herencia, posiblemente se deba a la coincidencia de que en aquellos momentos era lugarteniente de cura de la parroquial de Villarta de San Juan Frey Juan Alfonso Almeyda natural de Herencia (Hemos de señalar que el Prior de Villarta de San Juan era Frey Don Rafael Moro Guerrero, que actuó como espia en la Guerra de la Independencia, a disposición de las Juntas de Defensas y que terminada la guerra siguió ocupado en labores no propias de su ministerio, olvidándose de su labor pastoral, hasta tal punto de que no intervino en la reconstrucción de la Iglesia ni tampoco en los actos de reinauguración de la misma).

Inmacula Concepción de Zacarías González Velazquez ( Fuente: ParroquiaHerencia)

Otra circunstancia que se señala en este sermón es la alusión a las pinturas del Altar Mayor: San Juan Bautista, como titular de la Parroquia, San Francisco y San Carlos Borromeo. El autor de estos cuadros fue Zacarias González Velazquez que en aquellos momentos estaba realizando el cuadro de la Inmaculada Concepción de la Iglesia de Herencia. Desgraciadamente los cuadros de Villarta de San Juan desaparecieron, bien con anterioridad a la guerra civil, por alguna venta de los mismos dada la importancia del autor o que fuesen destruidos en 1936, durante la guerra civil, aunque no hay pruebas de ellos, por lo que nos quedaría la fugaz esperanza de que la Junta de Incautación y Protección del Patrimonio Artístico, creada entonces, se hiciese cargo de tales obras; como se suele decir “la esperanza es lo último que se pierde”. Al transcribir el original hemos mantenido la ortografía y literalidad del mismo.

Sermón Eucharistico de Fr. Juan Antonio Corleón, Comendador del Convento de Mercedarios de Herencia (Fuente: AGP. IDG-294)

SERMÓN EUCHARISTICO, que en el día 20 de febrero de el año 1819 Dixo el R.P. Fr. Juan Antonio Corleon, misionero Apostolico de la Sagrada Congregación Propaganda fide, y Comendador del Real Combento de Mercenarios descalzos en la villa de Herencia con motivo de la solemne traslación y colocación del SSmo. Sacramento en el Templo Parroquial de la villa de Villarta, Priorato de San Juan, reedificado, hermoseado y adornado, por la religiosísima Piedad del Serenisimo Señor Infante Dn Carlos Maria de Borbon Gran Prior de la Sagrada y Militar Orden de San Juan de Jerusalen.

Haec Dies, quam fecit Dominus: exultemus et ……. In ea Psal, 117 v. 13.

Señor: Quando el sensible, el honrrado, el religioso español no ha podido menos de vivir embuelto por espacio de siete años, con una descomunal caterva de segundos vandalos, que entusiasmados por el genio perturbador de toda la Europa, que, apoyados en la prepotencia del Baltasar, y Antioco del siglo diez y ocho, no han creido, sin duda, vra. Real Existencia en esa sagrada ostia, mirando el dogma de la Eucaristia como una sentencia común sujeta a opiniones, y aquellas divinas, omnipotentes, transubstanciadoras palabras que vos mismo dixisteis consagrando, sin duda, no las han mirado sino como un punto historial sujeto como los demás a errores; quando el sensible, el honrrado, el religioso español, no ha podido menos de mirar con lagrimas por espacio de siete años, demoler templos, arruinar altares, profanar sacramentos; romper los sagrados e indisolubles vínculos del matrimonio; abusar torpemente  de las vírgenes consagradas a Dios; perseguir, desterrar, confinar, martirizar los ministros del Santuario, acuchillar, quemar las sagradas imágenes, esparcir, arrojar por los aires los respetables despojos y reliquias de los Santos, y a vos Señor… ¿ y como podre yo decirlo, ni vosotros escucharlo sin horror, y sin pena? Y a vos Señor cuya sola imperiosa, y omnipotente voz crio el cielo, crio la tierra, formo al hombre constituyéndole sobre las obras de vras. Divinas manos; y a vos Señor a cuyo nombre pronunciado doblan su rodilla toda criatura del cielo, de la tierra, y haun del infierno mismo; y a Vos Señor que embriagado de amor para con el hombre, quisisteis queda[2]ros con el vajo esos candidos accidentes, hasta la consumación de los siglos; y a vos …. Es forzoso decirlo amados de mi corazón; a vos arrojado de vros sagrarios, pisados por los hombres, conculcado por las bestias, y alguna vez confundido entre la inmundicia misma; quando el sensible, el honrrado, el religioso español repito, quiere revolber en su imaginación piadosamente acalorada unas tan negras y humillantes ideas, tiene ya por otra parte el dulce consuelo de mirar que, a la sombra del mas deseado de todos los Monarchas, que vajo los auspicios del heredero del trono, y del catolicismo de los Recaredos, fernandos, e Ysabeles, los pueblos caminan sensiblemente a su antiguo esplendor, los venerables Templos son hermoseados, es reanimado el culto debido a el Verdadero Dios recibiendo ya sin susto, sin temor, sin contradicción, públicamente las adoraciones de su amado Pueblo Español; y en este día veinte de febrero del año 1819 pudiera también añadir, el edificante consuelo de ver por si mismo a todos los piadosos, y leales vecinos de esta villa de Villarta que congratulándose  mutuamente mirando ya a aquel Señor en su antigua casa, como que a competencia quieren ofrecerle su corazón, y desagraviarle de tamañas ultrajes.

          Para esto pues, he aquí que a todos nos llaman, y convidan con mas ternura que la Esposa; quisieren que su voz llegase a ser vida en todos los anagulos de la tierra, para que en este santo y hermoso templo profanado, incendiado, robado y casi demolido el año de 1808 (sic) por unas manos extranjeras, y sacrílegas, y en este año de 1819 reedificado, hermoseado, con los primores de la pintura y de la arquitectura, elevado sobre su antiguo esplendor, por la piedad generosa del Serenisimo Señor Ynfante Dn Carlos Maria de Borbon, Gran Prior del Sagrado y Militar Orden de San Juan de Jerusalem atra[3]yente desde oi para siempre, un sinfín de verdaderos adoradores.

          ¡Miserable contraste de sentimientos! ¡si! Pero que se presenta obviamente a quien considera la inquietud, y ansiosas solicitudes de todos los vecinos de Villarta porque llegase este dia, las de Nro. Serenisimo Señor Ynfante minifestadas en sus conversaciones privadas, en sus cartas, en su misma generosidad religiosa; y quiere por otra parte meditar los de unos hombres inmorales y orgullosos que por espacio de siete años han pisado el suelo de esta Nacion ínclita y convirtieron en escombros tristes esta hermosa villa; de unos hombres, que católicos por herencia, y profesión, degeneraron hasta la mas escandalosa irreligión y la mas vergonzosa estupidez. Con efecto católicos, las sagradas ceremonias y invocación augustisima que el martes próximo pasado purificaron estas paredes, consagraron esas hermosas bobedas, ordenaron y levantaron este sagrado cuerpo de fabrica, antes solo obra de las manos de los hombres; la solemnidad y devoto acompañamiento con que ha sido trasladado desde la Capilla de vra. Tutelar Maria SSma de la Paz aquel verdadero hijo del eterno; aquellas voces y dulces instrumentos cuyas modulaciones penetran en los cielos y se hacen una con las de los nueve coros de los Angeles, esas ceras que se derriten, esos inciensos que exalan, las emociones de alegrías que ocupan vro. Corazón, que se dexan leer en todos vros. Semblantes y que haun parece que resaltan en las paredes inservibles de este Santo Templo, todo, todo son otras tantas adoraciones exteriores que prueban  vra. Interior; son otros tantos argumentos nada equivocos de la fe ciega y viva con que el español, el católico español cree y confiesa halli, el misterio de los misterios, y el mayor de todos los milagros que ha obrado y puede obrar la divina Omnipotencia; el augusto y venerable Sacramento del Altar.

          [4] Sea asi mis venerados oyentes: Yo lo confieso con todo aquel dolor de que es benemérita la patria: sea asi: el luxo, la obstentacion, el boato, la profanidad, se han como avecindado entre nosotros a esfuerzos de los extranjeros; pero el Catecismo en hespaña, sus creencias, sus dogmas, los religiosos y sagrdos vínculos que la unen con un Monarcha casi milagrosamente restituido al trono de sus mayores para enjugar nras. Lagrimas y formar nra. Felicidad, nada, nada ha variado su semblante; todo se mantiene firme a pesar de tantas oscilaciones y conbulsiones políticas y religiosas como han aquejado a la Europa; a pesar de los terribles ataques que en publico y en secreto ha tenido que sostener contra algunos de sus desnaturalizados hijos y haun a pesar de las avenidas inpetuosas que fluyen esos países del norte donde manan el libertinaje, la impiedad, la irreligión. Ynmortales gracias sean dadas a vos Dios Grande, Dios conocido en Judea; gracias eternas a Nro. Serenisimo Señor Ynfante Don Carlos Maria, que ha preparado ya a este su pueblo de Villarta un lugar de asilo, de refugio y de protección. Si Principe  generoso, yo te aplico por ausente unos elogios que reusaria pronunciar en tu presencia, por no ofender tus timidos y humildes oídos: si; has promovido, comenzado y concluido esta obra con Josue; oi tiene tu piedad el gusto completo de dedicarla como Salomon; gracias eternas también a vosotros vecinos todos de Villarta, pues que en este dia que el Señor ha hecho para vosotros veo que os alegrais y regocijáis en el; si: vosotros usurpando estas palabras de los lavios del profeta: Haec diez quam fecit dominus: exultemos letemur in ea, podeis mui justamente ponerlas en los vuestros; y amados mios, yo mismo también me alegro y congratulo con vosotros ¿y como no, si os miran mis ojos cumplir con este grande dia con todos vuestros religiosos deveres con no menos prontitud, y magnificencia, [5]que gozo y exactitud? Si vecinos de Villarta: hoy, haora, en este mismo instante. Desde este nuevo pulpito que indignamente ocupo y adonde me ha mandado subir un respeto superior estaba para daos un bendición y concluir mi discurso, con aquellas mismas palabras con que el Apostol San Pablo bendijo a los Romanos desde la ciudad de Corinto: Deus autem spei replear vos omni Gaudio in credendo , ut abunderis in virtute spiritus saneri. Aquel Dios que en medio de tantos trabajos y premuras como habéis sufrido, fue siempre el autor de vra. Verdadera esperanza, os llene a todos de gozo en creer , para que abundeis en la bondad y amor del espíritu Santo. Pero yo conozco oyentes mios, que esto es mui poco; que devo no predicar de ceremonia, y por consiguiente, que según el plan que ya tengo tirado, devo estenderme mas, en gloria de aquel cordeo de Dios que quita los pecados del mundo, y que desde este dia forma la luz y claridad de este nuevo templo, en desempeño de las Reales intención de el Serenisimo Señor Infante Dn Carlos Maria en manifestación de vra. Gratitud y en cumplimiento de mis deveres: Ver pues, hasta que dos puntos llegare.

          Vosotros vecinos de Villarta creeis que en este templo levantado por la piedad del Serenisimo Señor Infante y que desde este venturoso dia , vro. Dios estará halli con vosotros en aquel Tabernaculo real, y verdaderamente: si, creed este misterio sumo de vra. Religión, pero creedle con gozo: omni Gaudio in credendo. 1ª reflexion.

          Vosotros vecinos de Villarta, desde este venturoso dia vendréis a este templo levantado por la piedad del Serenisimo Señor Ynfante Don Carlos Maria, para adorar halli a vro. Dios, cuyo corazón y cuyos ojos siempre estarán atentos a vro. Mayor bien; si, adoradle siempre, pero adorarle con amor: in virtute spiritus sancti. 2ª reflexión.

          [6] Dios mio y todas mis cosas; confieso ante vra. Soberana Presencia que el asunto que voi a tratar es grande y excede a todas mis fuerzas; mas yo no puedo menos de deciros humildemente, que hoy mui particularmente es vra. La causa; se va a hablar por primera vez en este templo, dedicado a vra. Mayor gloria . Comenzad Señor a exercer vras. Misericordias con vro siervo purificando sus palabras y también con estos todos devotos oyentes preparando sus corazones: espero, esperamos Señor todos esta gracia; no dudamos de ella ¿y como dudar Señor si nos valemos de la intersección poderosa de aquella que os concibio en sus entrañas virginales quando el Arcangel S. Gabriel la saludo diciéndola Ave Maria?.

Os acabo de ver piadosos vecinos de Villarta conducir y acompañar a ese Señor hasta este hermoso templo levantado y adornado por la Catolica Piedad de Nro. Serenisimo Señor Ynfante (C.V.L.). Si os acabo de ver en medio del abundante consuelo de corazón , y en esto mismo he alabado vra. Fe con la que creeis y confesáis ya en este Templo la Phisica y Real presencia de vro. Dios Sacramentado . Con todo amados mios; llevar vuestros sentidos y potencias prisioneros y como en triunfo hasta este nuevo templo, hasta el mismo pie de aquellas sagradas Aras, no es en este dia  ni en los restantes de vuestra vida mortal lo sumo, sumo que podeis y que deveis hacer. Me explicare: creer ya que vuestro Dios ha fixado sus ojos y colocado su corazón aquí en esta su nueva casa por su Phisica y Real Presencia en aquella ostia consagrada quando los mismos sentidos lo dismienten, y a despecho del entendimiento humano que, no [7] lo alienta: creer digo esta verdad ……. Por que Dios la ha revelado, esta verdad fundamental porque el evangelio la refiere, esta verdad eterna porque la Iglesia lo manda, todo, tod es exercer una virtud teologal; pero yo en este verdadero grande dia no hablo de la fe en este sentido: hai un creer alegrándose, gozándose, complaciéndose en objeto amado: un creer gozando, un gozar creyendo. Esta es aquella fe que San Pablo pedia a los Romanos: yo espero verla oi en vosotros ¿ y es posible que nuestro corazón, que nuestra carne exalten un gozo ante la presencia de aquel Dios vivo, mientras vemos, creemos, contemplamos los misterios de la Cena? ¿ que podamos con iugal y mayor razón que el Profeta exclamar alborozados Cor meum et caro mea exultaverunt in deum vivum? Si mis venerados oyentes; si: acercaos todos con fe, rodead, sitiad aquel nuevo Tabernaculo, fixad halli vuestras pupilas y contemplad halli la obra mas acabada, mas perfecta, mas maravillosa de un Dios ingenioso, de un Dios omnipresente. Esos velos, esos lixeros velos, esos accidentes ¿ a quien os ocultan? Os ocultan al Verbo encarnado vajo las especies de pan y de vino ¿ quien esta contenido? Esta contenido realmente el cuerpo, la sangre, el alma, la vida y la Divinidad toda de J.C. ¿ que acabo de pronunciar? Vosotros ¿ que acbais de oir? Una de las primeras verdades de nuestra religión . Si católicos: estas paredes que tenia poco ser ……, ese Tabernaculo que debiera estar construido de diamantes; esa custodia que acabáis de colocar por primera vez en esas Aras…  Dios mio …. Mi Dios …. Mis oyentes.. si esa custodia que haun seria poco haber sido vaciada de un pedazo de cielo encierran … oid; encierran un Señor que no se encierra en términos: sobstienen a un Dios   que sobstine al Universo todo: contienen a una Magestad que lo contiene todo: [8] Me parece qu os oigo exclamar a todos interrumpiendo mi discurso, con la piadosa hermana de Lazaro, utique, utique domine, ego credidi; como que os oigo decir con el P.S.Ylario: de veritate carnis et sanguinis non est relictus ambiyendi locus. Volve haora amados, volved sobre vosotros con una reflexión no menos obia que sencilla.

¿ Donde os hallais? ¿ a donde habéis venido? ¿Qué sitio este? ¿ a quien acabis de colocar, jubilosos en aquella Ara máxima? ¿ a quien mirais, a quien teneis, a quien creeis presente? ¡ O Dios de bondad! ¡O Dios de amor! ¡ O hombres mil y mil veces dichosos! Teneis ya presente en este nuevo templo al Unigenito del Padre, al Hijo verdadero de Maria Santisima; al mismo que en la pequeña villa de Nazareht fue anunciado por el Arcangel San Gabriel; al mismo que nacio en Belem; al mismo que fue bautizado en el Jordan; al mismo que se tranfiguro en el Tabor, que padecio en Jerusalem, que murió en el Calvario; al mismo que subio a los cielos desde el monte Olivete: Haced lo que quisiereis aquí ¿ suspiráis desde este dia en este templo a la vista de aquel Tabernaculo? Jesu Cristo en persona oye vuestros suspiros ¿ venid desde oi a esta iglesia, para arrodillados halli, pedir por vuestras necesidades? Jesu Cristo en persona oye todas vuestras peticiones ¿ Llorais desde oi en este templo por vosotros, por vuestros hijos, y por los necesidades ya particulares, ya publicas? Jesu Cristo ve correr las lagrimas por vuestras mejillas. ¿Rezais aquí? ¿ Servis desde hoy en este templo a los ministros del culkto, en sus sagradas funciones? ¿ Os moveis de un lugar a otro? Jesu Cristo no aparta de vosotrso sus pupilas. Jesu Cristo os esta viendo, os esta mirando haun con los ojos de la carne: De veritate carnis et sanguinis no est relictus ambigendi locus.

[9] Mis venerados oyentes, un cristiano que conserva en su pecho la fe, un cristiano que abriga en su corazón el fuego luminoso de la fe, quinta esencia de la fe recibida de la misma autoridad del Salvador, del testimonio de todos los Santos Padres, de las decisiones de los Concilios y de la Iglesia, por una y otra parte se encuentra aquí ya en este templo con el objeto de su fe, con Jesu Cristo en persona, con Jesu Cristo en su misma física y real substancia ¿ como entonces podrá contener su gozo? ¿ no es preciso que su gozo transpire y rebose por todos los poros de su cuerpo? ¿ y que ilumine su semblante?

¡Ah! Sin la mas pequeña violencia, se ofrece ya a mi imaginación aquel anciano Simeon que recibió en sus brazos al niño Salbador entonces quando fue presentado en el templo . Tomaos el trabajo de buscar en las Santas Escrituras un hombre, en quien el gozo de la fe que yo os decía, haya producido efectos mas maravillosos; yo por mi parte, no he creido poderle hallar. El toma en tremulos brazos al presentado niño, le ve, le mira, le contempla; penetra quanto encubren aquellos velos de carne de humanidad, de pobreza, y en seguida, discurre todo arrebatado, todo enajenado y extático. Mio ojos ( le dice a aquel Niño precioso) mis ojos desfallecianya en tu eloguio diciendo ¿ y y quando me consolaras? Mas en fin tu te acordaste de la palabra dada a tu siervo y en ella la esperanza de verte: con efecto, has convertido mi llanto, en gozo y me has alegrado con tu semblante ¡Ah! Yo no me engaño gloria de Ysrael, y mia; yo no me engaño; tengo ya en mis brazos todo quanto deseaba; poseo ya el bien por el que tanto tiempo he suspirado: ¡ah! Mis ojos te ven, mis ojos te ven; et nunc ¿quae est expectatio mea? ¿vivir? Vivir no: yo me moriré alegre porque vi tu cara [10] de salud, tu rostro, tus lavios donde han sido derramadas sin medida todas las gracias ¿vivir? Vivir no; yo deseo ser desatado de estos lazos de la carne miniamente importunos, y que me tienen aprisionado el espíritu ¿vivir?  No: morir, morir; morir y morir haora, luego, al momento; quando te tengo en mis brazos, quando te tengo pegado a mi pecho, quando te tengo aplicado a mi corazón, quando riego con mis abundosas lagrimas tu semblante encantador; si: haora, luego, al momento deja a tu siervo en paz, según tu palabra: Nunc dimitis servum tuum domine, secundum verbum tuum in pace.

          Me dexe arrastrar de mi imaginación un poco fogosa mis amados oyentes, y ya devo convertirme a vosotros ¿y que Jesus estuvo mas presente en Jerusalem que lo que haora esta en este nuevo templo? ¿ Es uno a quien Simeon adoro en sus brazos, y otro el que vosotros adoráis y adorareis en aquel tabernáculo? ¿Esa carne viva que acabáis de trasladar solemnemente desde la capilla de María Santisima de la Paz, a este templo rehedificado, adornado, y enriquecido por la generosa piedad de Ntro. Serenisimo Señor Ynfante? ¿ no es aquella misma carne viva que beso aquel famoso sacerdote, lleno de años, probado y coronado? Si vecinos de Villarta, si: quanto admiro Jerusalen, quanto fue por Maria y Jose presentado en el templo, quanto adoro Simeon en sus brazos, otro tanto estais viendo, otro tanto estais mirando, otro tanto habéis colocado  en aquel Altar, y estará con vosotros aquí para vuestro consuelo ¿ Y esta realidad presente, y esta presencia realizada de nuestro dulce y amable salvador, y este tener aquí ya depositado su mismo corazón amoroso, y este mirarnos ya aquí, con sus mismos [11] ojos, como no escitara en vosotros desde este venturoso dia, entonces quando viniendo os arrodillais ante aquellas sagradas aras, aquel gozo de la fe que sacó de si a Simeon? ¿ aquel gozo de la fe de que hablaba San Pablo a los Romanos? ¿aquel gozo de la fe que yo no dudo ya ver en vosotros desde este pulpito  y en este hermoso templo obra del generoso corazón y católica piedad del Serenisimo Señor Infante Dn Carlos Maria?: si escita este gozo de fe: llenaos pues vecinos de Villarta, llenaos todos en este dia de gozo en creer, creer con gozo la Phisica y real presencia del Salbador Jesus en este nuevo templo: omni Gaudio in credendo: Adorad desde oi para todos los días de vuestra vida a vuestro Dios, halli esta, con vosotros vivirá en este templo que hara eterna la Religiosa sensibilidad de nuestro Serenisimoi Señor Ynfante Dn Carlos Maria; mas yo os digo, y añado que le adoréis con amor: in virtute Spiritus Sancti…….

2ª Reflexion

¿Adorar con amor? ¿ Y que expresión es esta? ¿ y debía ampliarse? Assi: arded corazones en amor de J.C. Sacramentado; este es el fuego espiritual que el Señor tiene mandado arder siempre ante sus venerables aras, en su mismo Altar: arded, si, arded como ardía el corazón de un Pedro, a quien este fuego divino sacó lagrimas abundosas, y estas hicieron surcos en su rostro; arded como ardía el corazón de Magdalena, que por testimonio del mismo J.C. amó mucho; arded como ardía el corazón de un franco de Asis, que embriagado con aquel divino manjar se arrebataba por los aires; arded como ardía el corazón de un Carlos Borromeo, que no hallaba delicia o contento sino en la compañía de aquel Señor, arded finalmente, como ardía el corazón de una Catalina de Sena, que sin otro alimento que aquel Pan Deifico se la miró vivir por muchos meses, y el de una Mariana de Jesus que puesta a la pre[12]sencia de aquel Señor la miró mas de una vez la Corte de Madrid vestido su cuerpo de resplandores, y exalando las mas suaves fragancias; arded; apagad esas luces y poned ardiendo delante de aquellas Aras, en lugar de luces, corazones: assi deveria hablarse a la presencia real de un Dios, que acaba de ocupar este templo, digno de nuestras adoraciones perpetuas. Este era el modo de hacernos entender, todo el sentido de aquella sencilla proposición; adorad con amor¿ Y devo daros nuevas pruebas? Debo; vedlas.

          ¿ Y quien duda que el Salvador en su sacramento deba ser adorado con el culto el mas religioso, el mas respetuoso, el mas sublime, el mas alto, digamoslo claro ¿ con el culto de Latria? La Iglesia, esta Yglesia de quien somos hijos, esta Yglesia que nos gloríamos de llamarla Madre, siempre asistida del Espiritu Santo, ha ablado en el Concilio de Constancia, en el de Verccil, en el de Tours, en el de Viena, en cino concilios de Roma, en el de Trento singularmente ha definido, a pronunciado anatemas contra los que niegan al Unigenito del Padre el culto aun exterior de Latria. Gracias a Dios no tengo que hacer uso de estos testimonios, porque no estoi hablando esta vez sobre el lago ponzoñoso de Ginebra: soi en este dia un fiel interprete de los sentimientos católicos de Nuestro Serenisimo Señor Ynfante Dn Carlos Maria, y hablo también a un Pueblo Catolico que cree como definido este punto fundamental de su Religion. Y bien, Señores ¿ Dabid siempre ha de rendir sus respetos a Jonatas porque es un príncipe? ¿No podrá sometérsele alguna vez, porque es para el un mas que Padre? ¿ Que quiero significaros? Yo devia pues; si en protestación de la suma excelencia de aquel Señor gustáis, quando vengáis a este templo, humillaros interior y exteriormente a su presencia, haréis bien, os alabo; haréis un acto solemne de vuestra Reli[13]gion; pero si en atención a su bondad, si con respeto a lo que os amó instituyendo este Sacrmento quereis explicaros en este dia de verdadera mayor gloria, y de todo verdadero religioso jubilo, en admiraciones, en alabanzas, en acciones de gracias, en oblaciones de vosotros mismos, entonces haréis mejor porque daréis el lleno a la caridad, y adorareis con amor ¿ Pero, y es dable a la lengua de un mortal, de un pecador como yo el decir quanto os amó Jesus instituyendo la Eucharistia? ¿Puede pintarlo mi retorica? ¿se yo explicarlo?..

          Ablad Dios mio desde esa custodia. Salvador mio dulcísimo, ablad vos con el corazón de estos fieles que acaban de acompañaros hasta este templo, que ansiaban veros en este templo, colocado en ese sitio, hablad también al corazón de nuestro Serenísimo Ynfante ¿ acaso vuestra soberana voz no debe resonar en los Palacios? ¿ ha de escucharse siempre la voz de la lisonja, y de la adulación? Hablad mi amado Jesus; este hermoso templo que acaba de ser santificado con vuestra presencia; todos los vecinos de este pueblo de Villarta, yo mismo, todos testificamos, y vos no ignoráis la grandeza, el fondo de piedad. Señor, sabeis que el corazón de vuestro siervo Carlos Maria es un corazón dócil, recto  que os ama, que os teme, y escucha gustoso vuestra soberana palabra. Vos Señor sois la sabiduría increada del Padre, manifestaos. Vos teneis en vuestros lavios palabras capaces de llenar el ámbito de la tierra toda; palabras de vida eterna; resuene oi, aquí, en este momento esa voz de virtud, de fuerza, infinita, y entendemos todos por ella, las mas dulces, las mas tiernas, las mas sublimes verdades; Quanto nos amó Jesus instituyendo la Eucharistia¿ ¡Ah!……..

          Es necesario ya pasar con el espíritu a la Ciuda Santa de Jerusalem, penetrar hasta el Cenaculo donde esta Jesus par aobrar el gran Misterio de su amor. Olvidemos [14] cuidados que puedan distraernos, y dexemos objetos que puedan inquietarnos. Ved allí: Unido a sus Apostoles entra en la pieza preparada, se sienta a la mesa, se enciende su corazón en un volcán de amor; mira a los Discipulos, se enternece, toma un pan en las manos, va a consagrarlo, va a decir: Hoc est… Paraos Salvador mio, se atropellan aquí lois amores, las finezas, y las ternuras, y no hay talentos que alcancen a tanto. Despacio Salbador mio para que adviertan todos estos mortales quanto les amais, en quanto vais a hacer por ellos ¿ vais a consagrar el pan? ¿ a daros en manjar a los hombres? Señor, es fuerza para llegar a esto trasformar todos los fueros de la naturaleza, poner vuestra omnipotencia en movimiento, y obrar, no se quantos milagros de primer orden.

          Si: debéis hacer que la substancia de pan y vino se convierta realmente en vuestro cuerpo y sangre, sin que queden aquí mas que los accidentes ¿ Que decis, Señor? Yo amo a los hombres, y el amor no repara en dificultades; se convertirá el pan, y el vino en mi sangre, y cuerpo, y quedaran solo los accidentes. Deveis hacer que estos queden sin apoyo sin sujeto. Segundo milagro; Nada es capaz de detener a mi amor, quedaran los accidentes sin sujeto. Sera fuerza que ellos alimenten  y nutran como si fueran substancias; tercer milagro; si, alimentaran, nutrirán: La Substancia Real de vuestro Cuerpo estará presente en el lugar al modo que lo están los espiritus; quarto milagro: estará asi presente mi substancia. Un cuerpo humano no tendrá ni dimensión ni extensión en orden al lugar; quinto milagro no la tendrá. Los miembros, las partes de vuestro sacratísimo cuerpo, tendrán si, aquella extensión que, es inseparable de la substancia, mas no por eso ocuparan lugar;  sexto mi[15]lagro: la tendrán, no ocuparan lugar.Hareis Señor que se multiplique mi ser, sin perder su unidad; séptimo milagro: lo haré, se multiplicara. Una carne tendrá qualidades sobrenaturales, tendrá color, y no podrá verse, será palpable, y no podrá tocarse, se comera sin alterarse, ni corromperse, estará llena de vida, y permanecerá en un estado de muerte. Octavo, noveno, decimo, undécimo,…. Señor, hasta treinta y seis milagros deveis obrar, si quereis quedaros sacramentado. Nada es capaz a detener la corriente impetuosa de mi Amor. Voi a quedartme con los hombres; si, usque ad consumasionum seculi. Se obraran estos 36 milagros.

Amados mios ¿ que hai aquí digno de vuestra atención, y de trasportaros mas halla de vosotros mismos? ¿estos milagros? ¿ este Sacramento el máximo entre los milagros de todo un Dios? No Señores, no. Dios es Omnipotente, ipse dixit et factum est ¿Pues que? El Amor, el Prtodigioso Amor, el asombroso Amor de Jesus es el que debe ocuparnos todos; ¡Dios de Bondad!, ¡el hombre polvo, ceniza, miseria, gusanos, corrupción, nada, y por que lo manda el amor al hombre echais por tierra las leyes invariables de la naturaleza! Lo manda el amor al hombre, y …. Los milagros! ¡ Y vais a quedar con el hombre para siempre, para siempre, en esa sagrada mesa cueste lo que costare! Mis amados ¿ tenemos corazón? ¿Dónde esta nuestro corazón? ¿ en que ocupamos nuestro corazón? ¡Ah! ¿ Seria mucho (supuesta esta memoria) que una dulce violencia vecinos de Villarta, en este vuestro grande dia, dia tan deseado de vosotros, os arrastrase al pie de aquel nuevo Tabernaculo? ¿ os desicieseis en una Adoracion tiernísima?.

          No lo he dicho todo. El Salvador es mas digno de Nuestras Adoraciones Amorosas, si se piensa lo que por el hombre [16] hizo; ¿ pues y que si se piensa lo que hace aun? ¡ o Chrustianos! Ya no os hablo del año treinta y uno de la era cristiana; hablo del día veinte de febrero del año de 1819. Oy; oy mismo a la voz de un ministro de los Altares tan indigno como yo, el Dios de la Megestad vino a mis manos; se ha dexado conducir en las de vuestro digno Parroco hasta colocarle como veis en ese Tabernaculo. Adoradle Angeles de Dios, Sion oirá lo que habéis hecho y se alegrará: adoradle vecinos de Villarta, adoradle una vez, dos veces, mil veces, adoradle con amor, siempre, siempre en este hermoso templo, el Religiosisimo Principe que le ha reedificado, hermoseado y enrriquecido sobre su antiguo esplendor, lo sabra y … si, Nuestro amado Carlos Maria de Borbon rebosará de gozo, cantara con Salomon …. Basta ¿Entre tanto que ha hecho por vosotros este Dios grande? ¿Qué acaba de hacer?

          ¡Ah! A reproducido por vuestro amor todos aquellos milagros de que os hablaba antes; ha ceñido su inmensidad, ha disimulado sus atributos; se ha reducido a un punto quasi invisible; ¿ esto es lo que hace por vuestro amor? ¿Qué no sufre? A trueque de algunos pocos cristianos le visiten y adoren en espíritu, y en verdad aprovechándose de su dulce presencia, se expone a que esas especies sacratísimas sean abrasadas por un incendio, primidas por una ruina, profanadas por un pecador sacrílego, holladas por un hereje; y esto es quanto sufre por vuestro amor ¿Y quanto da? Quanto pudo su omnipotencia, quanto supo su sabiduría, quanto gozan los Angeles, quanto ven los Santos, quanto tiene el cielo de magnifico, de sagrado, de deseable; esto es, quanto da por vuestro amor. Vida mia, esperanza mia, Jesus mio ¿ y eran necesarias tan[17]tas pruebas para conocer que nos amais? ¿¿ y que nos amais hasta un Santo exceso en la Eucharistia? No ciertamente: mo. El Cielo esta asombrado de vuestro Amor, la tierra lo ve, el Ynfierno lo reconoce, vuestro hijo Carlos Maria lo confiesa, y todo este su pueblo agradecido a su piedad lo confiesa con el a voz en grito. Si: Habeis vencido o noble Galileo, habéis vencido, se os debe de Justicia oi, y siempre el homenaje de Alma y de Cuerpo; nuestros obsequios, nuestras humillaciones, nuestros cultos. Si: Si: digno es aquel cordero que fue muerto y se quedo sacraemntado, digno es de recibir la virtud y la divinidad, la Sabiduria, la fortaleza, la gloria, el honor y la bendición. Epiloguemos.

          Jesus que quiso vivir con vosotros hasta la consumación de los siglos, acaba de ser trasladado, y colocado en este precioso templo reedificado por la piedad del Serenisimo Señor Ynfante Dn Carlos Maria; aquí podeis ver a aquel Señor todos los días, gozarle, comerle y haceros uno con el; avivad vuestra fe, creedle, y creedle con gozo: omni Gaudio in credendo. Vosotros desde este dia podeis y haun deveis venir a adorar a vuestro Dios en este templo halajado u enrriquecido por el Piadoso Carlos Maria, a vuestro Dios cuyo amoroso corazón siempre estará pronto a vuestro mayor bien. Adoradle, si, pero adoradle con amor: in virtute sspiritus Sancti. He dicho.

          Vecinos de Villarta; ofendería vuestra gratitud religiosa persuadiendos de unos beneficios, que veis y de unas dichas que tocáis, son de tanto bulto que excitan una tanta envidia a los pueblos vecijnos. Este dia que deveis anaotar en vuestros registros, este dia que el solo debe formar época para vosotros y para vuestros hijos, las paredes insensibles de este templo, todo dice, todo predica y convence de qual debe[18] ser vuestra gratitud a aquel Señor autor y dador de todo bien, y al Principe generoso, que como Salomon ha concluido y dedicado esta casa de Dios, y continuara enrriqueciendola. Si: yo no hallo dificultad alguna, y si un deber, el poner en mis lavios estas palabras del Palipomenon dichas por el mas sabio de todos los Principes: Complevit Carolus Domini et properatus est. Vengan pues sobre si Principe generoso, Principe religioso las bendiciones de Abel, de Noe, de Abraham, de Isac, y de Jacob, si, sobre ti, sobre tu esposa, sobre tus hermanos, y también sobre tu precioso hijo. La Religion de JesuCristo y su amada Yglesia no podrán desentenderse de este testimonio publico, que en unos días climatéricos para ella es un eficaz argumento de la fe de Nro Smo Sr. Ynfante, de la de todos los vecinos de Villarta, y de toda la Nación Española.

          Pero vecinos de Villarta ¿y no tendre para vosotros una bendición que daros? Si: El Dios de la Paz que desde oi habita corporalmente en este templo habitetambién por su gracia en vuestras casas, y en vuestros corazones. La bendición del eterno Padre se derrame sobre todos vosotros, sobre mi, y sobre quantos han tenido parte en esta obra. La bendición santa que ayer hizo vajarel fuego del cielo sobre este templo material, abrase y purifique el templo de vuestros corazones. Divino Precursor  que desde esa elevación donde presides nos señalas al cordero de Dios que quita los pecados del mundo, francisco de Asis, Carlos Borromeo que vais a ser los centinelas perpetuos del lecho del mejor Salomon, interced con el para que asegure a este pueblo las eternas y temporales bendiciones, y alexe de el para siempre las amenazas. Divino Precursos,[19] Juan Bautista, vos que soi titular, el Protector de esta informe imagen o figura de Jerusalen, sedlo mas eficazmente para introducirnos en aquella santa, en aquella nueva, en aquella eterna y feliz que esta preparada para los justos , que es la Gloria. Amem. O.S.C.S.R.C. Fray Juan Antonio Corleon.

Sermón Eucharistico de Fr. Juan Antonio Corleon, Comendador del Convento de Mercedarios de Herencia. folios finales (Fuente: AGP. IDG-294)

José Muñoz Torres, cronista oficial


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s