¿SIEMPRE VA A SER IGUAL…?. Recordando acontecimientos de la Guerra de la Independencia, por José Muñoz Torres

En uno de mis últimos poyetes hablando del Grupo Alborea, recordé la letra de la jota enredá de Villarta que debe ser muy antigua y, en un momento recordó la historia que hablaba de la guerra con los franceses: “la Mancha no queda sola porque quedan sus mujeres”. Es cierto que en Villarta de San Juan, de la antigua Mancha Toledana, no sólo se fueron los mozos (que decía la copla “ a luchar con los franceses, allá que se va mi mozo”) sino todo el pueblo, que Villarta se quedó sola huyendo de los franceses… ¡¿Aunque donde se iban a quedar si les había destruido, saqueado y quemado su pueblo?!

Eso por un lado, hablando de la antigua jota de Villarta. Por otro, compañeros del grupo de Estudios del Campo de San Juan, enviaban un documento autógrafo donde se exponía la queja del capitán general español Francisco Xavier Venegas de Saavedra y Rodríguez de Arenzana, que pasó, aunque muy deprisa y en muchas ocasiones por Villarta, protagonista, y posible responsable de lo que le pasó a Villarta, y que dijo bien claro que Villarta de San Juan habia quedado arrasada, destruida y asolada. En esta queja, -“vindicación, llama él-, “ponía a caer de un burro” a otro compañero suyo y, en su momento, superior jerárquico: el capitan general Gregorio García de la Cuesta y Fernández de Celis y responsable del Ejército español de Extremadura y Castilla, al menos durante 1809. Vista esta queja, llena de fechas y de citas sobre localidades y “acciones heroicas” de su ejército, habría que reconocer, a primera vista, que razón no le faltaba para decir lo que decía.

Sin embargo y, afortunadamente, he dado con el primer escrito, el del general Gregorio Garcia de la Cuesta, que es el que da pie a este enfrentamiento epistolar entre ambos. Y en este enfrentamiento entre los dos militares, encontramos, -y eso está bastante claro en el escrito-, como Villarta, en el año 1809, fue cabeza de turco de olvidos u omisiones, de hacer bien las cosas o hacerlas mal, de reconocer el castigo que sufrió un pueblo y cuán poco fue tenido en cuenta. Asi que aprovecho ese enfrentamiento para explicar, a mi modo de ver, por qué quedó Villarta como quedó, de lo poco que hicieron por salvarla, y como después de bastantes años reconocieron su sufrimiento y le dieron, -de poco sirvió y qué poco costaba el gesto-, el titulo de “Leal” villa, mientras a otros pueblos les dieron el título de Fidelisima, noble, heróica, benéfica, vencedora,… vamos, la “biblia en verso”[Dice la RAE, hablando de esta expresión que es el remate exagerado de una enumeración], casi antes de que la guerra comenzase. Lo que sí es indiscutible es esa costumbre o forma de ser tan española de “ponernos a parir”, sin aceptar los errores que cada cual pueda haber cometido; echar, -como en aquella ocasión de nuestra guerra de la Independencia y otras muchas ocasiones antes, después y ahora-, los muertos y los errores sobre “el otro”. Cómo digo en el título de este “poyete” parece como si el comportamiento entre españoles siempre tuviese que ser igual, es decir enfrentarnos unos con otros desde el momento en que no pensemos igual…. Y para entrar en ambiente no hemos de olvidar que la guerra de la Independencia, tuvo un componente muy grande de “guerracivilismo”, una guerra, donde, -no cabe la menor duda-, lucharon dos ejércitos, uno de tropas francesas donde colaboraban muchos “afrancesados” ( españoles partidarios de los franceses) y por otro lado de tropas españolas y “patriotas”, entre los que había también muchos aprovechados. Un poco larga la introducción pero creo que es necesaria.

Capitán General Gregorio Garcia de la Cuesta (Fuente:Pinterest.es)

El documento inicial de la agria disputa entre dos militares es el documento del Capitán General Gregorio de la Cuesta firmado en Palma, el 14 de abril de 1811 y que fué impreso en la Imprenta de Miguel Domingo, en la citada ciudad de Palma en el citado año de 1811. El titulo del documento es: “Manifiesto que presenta a la Europa el Capitán General de los reales egércitos Don gregorio Garcia de la Cuesta, sobre sus operaciones militares y políticas desde el mes de junio de 1808 hasta el día 12 de agosto de 1809 en que dejó el mando del egército de Estremadura”[Biblioteca Virtual del Ministerio de Defensa.]

Tte. General Francisco Xavier Venegas (Fuente: Museo del Prado. Autor: José Aparicio)

El otro documento corresponde al Capitan General Francisco Xavier Venegas, escrito en México el 6 de noviembre de 1811, donde se encontraba en el cargo de virrey de Nueva España desde el 14 de septiembre de 1810 al 4 de marzo de 1813 durante la segunda fase de la guerra de independencia de México. El título del documento era: ” Vindicación de los agravios infundados, injustos y groseros con que el Capitán General D. Gregorio de la Cuesta ha intentado manchar la reputación del teniente general y virei de Nueva España D. Francisco Xavier Venegas, en su manifiesto impreso en Palma” [Cádiz: Imprenta del Estado-Mayor-General. Biblioteca Virtual del Patrimonio] Bibliográfico.MCU.]

El primero de ellos, el Capitán General Cuesta comienza su alegación diciendo: “Después de una larga carrera, consagrada con las armas a mi patria, y habiendo llegado gradualmente desde cadete de infanteria a teniente general de los reales exércitos y a ocupar la suprema magistratura del reyno, vine a ser una de las innumerables victimas que sacrificó a su orgullo y perversidad el privado de Carlos IV…” Es claro, según opinión de numerosos historiadores, que su vida se asentaba en el cumplimiento de su profesión militar y la mayoría de sus enfrentamientos fueron debidos a no estar sujeto a las indicaciones de alguno de los grupos de poder existentes y al desorden administrativo y jerárquico existente, al no tener suficiente autoridad la Junta Central, que actuaba como teórica sustituta del poder central o del propio rey, sobre cada una de las juntas provinciales o regionales. Los puestos de responsabilidad militares se daban o quitaban de acuerdo a disposiciones de las diferentes Juntas, algunas veces, en total desacuerdo unas con otras. Estas son quejas que, sistemáticamente, se aprecian en el escrito del General, asi como su enfrentamiento con D. Antonio Valdés, personaje que después de la guerra aparecerá por nuestro pueblo como secretario y Baylio del Gran Prior. A pesar de este enfrentamiento, en el que dice que ” finalmente, el señor Valdés y sus secuaces se han erigido sin facultad alguna en representantes de León y Castilla…” y ese comportamiento del citado Valdés le perseguirá durante el resto de su vida militar.

A pesar de los descalabros del General de la Cuesta, en el puente de Cabezón del Pisuerga o en la batalla de Medina de Rioseco o Medellin, fruto de su temeridad o valentía, es propuesto como Capitan General del Ejercito de Extremadura en donde quedará integrado el Ejercito de la Mancha al mando del General Venegas. La batalla de Talavera en la que el ejercito de Extremadura fue apoyado por las fuerzas inglesas del futuro Duque de Wellington, a pesar de las diferencias de ejecución y estrategias conjuntas de ambas, logró una victoria que pudo haber sido muy importante aunque la falta de coordinación con las fuerzas de Venegas y las extrañas órdenes de la Junta Central supuso una ocasión desaprovechada. En los análisis posteriores de esta batalla en una carta remitida a Wellington se dice en quanto al general Venegas, no parece que posee aquella reputación militar o aquel carácter para el mando, que sería necesario para contraponerse a un hombre de tanta autoridad y de temple tan decidido como el General Cuesta. Tenemos actualmente por confesión de todo el mundo solamente dos sugetos que sean capaces de mandar aun el cuerpo mas corto, de un modo militar: El General Blake y el Duque de Alburquerque”.

A estas alturas el General Cuesta, el de más edad del ejército español, se retira a Mallorca en diciembre de 1810, falleciendo al año siguiente. Hemos de pensar que el General Venegas, a pesar de sus desastres en la batalla de Uclés,Almonacid y Ocaña, sabía manejar mejor el tiempo y las circunstancias de los políticos y así en septiembre de 1810 fue nombrado Virrey de Nueva España ( México) hasta el año 1816 en que fué destituido de su cargo y vuelto a España, donde el rey Fernando VII le otorgó el título de Marqués de la Reunión y de la Nueva España.

Cuando ambos ya estaban fuera del mundo militar, uno retirado en Mallorca y otro en Méjico en labores más políticas (Virrey de Nueva España), es cuando se produce el cruce de acusaciones entre ambos. El escrito del General Venegas es el que me va a permitir decir algo sobre nuestro pueblo, en consonancia sobre el silencio con que se cubrió todo lo relacionado con Villarta en esa guerra, y a pesar de su utilización por otros autores para engrandecer el nombre de su pueblo. El escrito, del por esa época, Teniente General Venegas, comienza con una advertencia que literalmente dice: “El que ataca, se toma todo el tiempo que estima necesario para combinar; elige la ocasión y los medios; pero el atacado tiene que defenderse cuando le asalta o sorprende su enemigo, y a veces en las peores circunstancias. Tales han sido las en que yo me he visto para rechazar las dos agresiones que se han dirigido contra mi”. Para entrar en cuestión de este enfrentamiento hemos de dejar que sea el propio Venegas quien exponga el cómo y por qué del mismo. Dice Venegas. Sabido es que por real orden de 4 de abril de 1809 la suprema Junta Central gubernativa del reino ordenó se formase un solo exército de los dos de la Mancha y Extremadura, dignándose poner a mi cargo el primero, con la prevención de que para sus movimientos y operaciones estuviese a las órdenes del General Cuesta.” [Aunque en realidad quiera decir lo casi lo mismo, lo cierto es que Cuesta fue nombrado por la Junta Central como Capitán General del Ejército de Extramadura conjuntamente con el de la Mancha, del que Venegas sería Teniente General. En cualquier caso la lectura de los dos manifiestos, en especial el del Teniente General Venegas, nos recuerdan a tiempos muy actuales como si un dialogo de sordos se tratase: dos hablando y ninguno escuchando lo que dice el otro. Aquí en Villarta se decía una frase que se le hubiese podido aplicar a los dos ilustres militares y que desde luego les vendría pintiparada a muchos de nuestros dirigentes políticos: ” Si preguntan por borricos, en mi casa hay aguaeras” ; asi respondían antiguamente cuando al preguntar algo se contestaba de cualquier forma, sin contestar, realmente, a lo que se preguntaba. Quizás el estudio imparcial de las dos alegaciones o acusaciones nos servirían para sacar consecuencias y comprobar de qué mala forma puede utilizarse la HISTORIA].

Realmente, el teniente general Venegas, no recibió tantas molestias ni improperios como las que quizas sintiese por no haber realizado bien las órdenes recibidas; para no asumir el posible error lo mejor era hablar de lo que había hecho durante su carrera militar. Esta carrera extensa llena de guerras y, por tanto, llena de victorias y fracasos, se le había hecho menos llevadera desde que tuvo que llevar su tropa desde Andalucia a la Mancha.

El movimiento de tropas del ejercito de la Mancha desde que se origina la guerra generalizada en nuestro territorio que empezó, a principio de 1809 con la derrota de Uclés y siguió con la batalla de Talavera ( 27 de julio de 1809), batalla que podríamos denominar como una victoria inacabada, -que en una guerra casi supone una derrota-, y siguió con las derrotas de Almonacid (11-8-1809) y Ocaña (19-11-1809). A partir de ese momento la guerra en la Mancha solo supuso las encaramuzas de las partidas de guerrillos contra tropas dispersas de los franceses. A principio del año 1809 tuvo lugar la batalla de Uclés, después de la cual las tropas francesas persiguieron a las españolas hasta Manzanares siendo el momento en que Villarta fué totalmente arrasada. En el parte que desde Herencia dirige Venegas al Ministro de la Guerra dice lo siguiente: ” La penuria de subsistencias, ocasionada por el estado de devastación en que los enemigos han dexado este territorio, detinen algún tanto la rapidez con que quisieramos hacer las marchas. Villarta ha quedado reducida a un montón de escombros y enteramente despoblada, siendo su vista un estímulo el más eficaz contra la barbarie y furia de los enemigos” [Nota 17 del escrito citado del teniente general Venegas. Herencia, 26 de julio de 1809].

Esta retirada mal estudiada y concebida por el ejercito español dejó camino abierto para su marcha hacia Andalucia prólogo de la nunca acertada entrada de sus tropas en estos primeros momentos: Dice García-Noblejas, en su obra citada utilizando para ello los documentos del Archivo de Guerra de Paris ( Rapport de las operaciones del Primer Cuerpo, desde el 1 de enero de 1809 a marzo de 1809): “..El general Latour-Maubourg con su primera división de dragones estaba ya en Villarta el 29 de enero y al día siguiente extendían sus dos primeras brigadas a lo largo de la orilla derecha del Gigüela hasta Alcázar de San Juan ( pensamos que se trataaía de la ribera izquierda del Gigüela, ssiguiendo el antiguo camino de Alcázar)….”[JOSE A. GARCIA-NOBLEJAS. Manzanres: Guerra de la Independencia]

Cuerpo de dragones del ejercito francés en la guerra de independencia

Desde Villarta, ya destruida, como algunos otros pueblos que encontraron a su paso, los dragones, la prestigiosa caballería francesa de Latour-Maubourg, recibieron orden de marchar hacía Manzanares, aunque en ese momento la caballería española del general Freire les salió al encuentro a la altura de el Rocin y Venta Quesada y les hizo retroceder hasta Villarta. Villarta desde ese momento queda como base de los ejercitos de uno u otro bando que mantienen como puesto avanzado de sus ejercitos, quizás con la única misión que la de salvaguardar un paso cómodo como era el puente romano, por donde sus respectivas fuerzas puedisen pasar sin peligro.

En cualquier caso hemos de señalar que los movimienos de tropa del teniente General Venegas son extraños, vistos después de tantos años y además por alguien que no tiene conocimientos de estrategias militares tal y como se desprende del contenido de sus partes :

Número 2. Desde Santa Cruz. 14 de julio de 1809. El grueso del ejercito de la Mancha, hace el siguiente movimiento: “.. la primera división que está en Moral, marchará a Daimiel a donde llegará el día 16 a las 8 de la mañana. La segunda que está en Infantes, irá en los mismos términos a La Solana. Las tropas que están en Puertollano irán a Corral de Carracuel [Hemos de entender que de se refiere a Corral de Calatrava] y la tercera división pasará de Valdepeñas a Manzanares; en la inteligencia de que el día 16 a las 8 de la mañana debe estar cada una en el sitio señalado..”

Número 3. Cuartel General de las Casas del Puerto 12 de julio de 1809 [Desconocemos cual es ese lugar]. La idea es caer sobre Madrid partiendo desde Madridejos. [Órdenes del Capitán General Cuesta al Teniente General Venegas]

Número 4. Santa Cruz de Mudela. 15 de julio de 1809. Informe de Venegas al Ministro de la Guerra. “Don Pedro Agustín Girón, comandante de la tercera división, informa que según la declaración tomada ayer a un paisano, a quien había enviado a tomar noticia de los enemigos, había en Dos Barrios unos 3.000 hombres” y ” ademas un paisano de Tomelloso dijo que otros 600 iban hacia Madridejos”. ” Aunque estas noticias no merezcan un ciego asenso, son siempre dignas de apurarse; y si no se comprueban, acaso emprenderé un ataque contra la derecha del enemigo en Villarrubia”. Los partes que se envian son de una rotundidad y exactitud apabullante , sigue diciendo “…referente a un paisano procedente de Malagón, que dice haber recibido aquella justicia ( población) aviso de la de Villarrubia, de haber entrado en la última antes de amanecer de hoi una división de 4000 enemigos, que ignoraba de que arma fuesen”.

Número 5 Santa Cruz, 16 de julio. Venegas al ministro de la Guerra. Informa Don Luis Laci que no son ciertas las noticias de Villarrubia… “Están tomadas todas las medidas para apurar lo seguro; pero entretanto me adelantaré solo con los comandantes de artilleria e ingenieros la próxima madrugada a Manzanares, donde se halla la tercera división, a cuyo parage tengo citados a los comandantes de la priemra y segunda; y en caso de que por las noticias, que ya tendré, me cerciore de que en Villarrubia existen como antes de 700 a 800 caballos y 500 infantes, dispondré atacar aquella derecha del enemigo, y según las ressultascontinuar o no sucesivamente el ataquede los restantes puntos, para adelantarme a tomar la posición de Madridejos, Consuegra y Urda”. [ Hemos de señalar que con fecha 17 de diciembre de 1808, un jefe de escuadrón francés habia remitido a sus superiores el siguiente comunicado: “… En la aldea de Ventas del Puerto, alejado aproximadamente tres leguas de Madridejos, hallé todos los habitantes tranquilos. En la aldea de Villarta se encuentra un puente muy largo y estrecho; a cada lado de este puente hay cenagales y juncos, en medio de los cuales corre un arroyo. Allí estaban cerca de 80 paisanos armados y 12 jinetes, que huyeron a mi aproximación“. Previamente a mediados de mayo de 1808, Mr. Rogniot, oficial de información del ejército francés que desde Toledo marchaba hacia Andalucia, encontró muy importante el valor estratégico del Puente romano en Villarta y en su informe decía: Villarta está sobre la orilla izquierda del Gigüela, riachuelo de poca pendiente, que forma cenagales considerables; la carretera lo atraviesa sobre un puente de 200 toesas ( Una toesa equivalía aproximadamente a casi 2 metros de longitud, es decir una longitud total del puente de unos 400 metros). La orilla izquierda tiene un teraplen (los altos de la Iglesia y Zambrana) que domina constantemente la orilla derecha ( toda la zona conocida como “el otro lado del rio”), que es enteramente plana, posición que puede considerarse como muy fuerte en este punto..”[ARCHIVES DE GUERRE DE PARIS. Route de Madrid a Cádiz giré general du pays que traverse cette route, Cadiz. 18 de mayo de 1808. Citado por José Antonio Garcia-Noblejas en su obra: Manzanares, guerra de la Independencia]

Ciertamente la fecha en que se producen estos mensajes Villarta ya estaba desruida y abandonada pero evidentemente el puente del Gigüela era el paso imprescindible para el movimiento rápido de tropas y que el general Venegas no tiene en consideración como punto para asegurar en vez de desplegar tropas en sitios con escaso valor estratégico ( el antiguo camino de Toledo a Sevilla, por los Yebenes, la Fuente, Malagón etc. quedaba muy aislado para el movimiento de tropas francesas que sólo podían temer alguba escaramuza con guerrilas españolas), de tal forma que aún queda el testimonio de dos de sus arcos reconstruidos durante dicha guerra. Hay muchos analistas que si profundizar en el tema ni en la historia comentan que el puente de Villarta era excesivamente estrecho para considerarlo punto clave desde un punto de vista militar pero hay que recordar que ese puente aseguraba el paso de la zona pantanosa del río Gigüela y que el citado puente fue paso de la carretera general de Andalucia hasta el año 1927 en que se construyó el nuevo puente sobre la N-IV. Por ese puente estrecho pasaba todo tipo de vehículos de la época, incluso en la década de los ochenta del siglo pasado fue utilizado como via para vehículos agrícolas… El general Venegas si cita en varias ocasiones el puente de Herencia, suponemos que refiriendose al puente de Buenavista en la carretera de Herencia que aparece señala en el mapa del IGN de 1886 como puente arruinado.

Estadillo de tropas francesas citado por el Tt. General Venegas en su parta nº 6 [Fuente: Vindicación de los agravios infundados…. Cadiz, Imprenta del Estado Mayor Central, 1811]

Número 6. Santa Cruz 17 de julio de 1809. De Tte. General Venegas al Señor Ministro de la Guerra. Excmo. Señor.- He hecho el viaje a Manzanares que anuncié a V.E. anoche; y habiendo conferenciado con los comandantes de artillería e ingenieros y los gefes de las divisiones primeras, segunda y tercera, sobre mi proyecto de atacar la derecha del enemigo, que está en Villarrubia, por la primera y tercera, apoyando la operación por la segunda y cuarta, por si acudían las demas tropas enemigas reunidas antes que pudiese terminarse la acción; han manifestado todos, en vista de la noticia que tiene ya el enemigo de nuestro movimiento y posiciones, que juzgan indispensable que el ataque se haga general, contra la intención meditada. Y en caso de resolverse a combatir con todas las fuerzas enemigas, que constan en el estado adjunto el más auténtico que se ha podido adquirir, juzgo, y se conforman los demas, en que sería más conveniente emprender desde luego el cambate baxo la idea de una batalla general, atacando yo con las divisiones tercera y cuarta el centro del enemigo en Madridejos, Lacy con la primera la derecha en Villarrubia, y Vigodet con la segunda la izquierda en Villafranca y Herencia. Los gefes y sus divisiones manifiestan buena disposición, y todos procuraremos la felciidad del éxito; pero no pudiendo afianzar a S:m: una absoluta confianza, mediante la incertidumbre de todo resultado militar, es preciso desconfiar de que si fuesemos batidos pudiese hacerse una retirada en orden, que V.E. sabe perfectamente ser la operación más dificil de nuestra profesión. Para precaver todo acontecimiento desagradable pudiera adelantarse la parte de exército de reserva que se halle ya formada a aumentar la corta guarnición que ha quedado en las posiciones de la sierra; y dando S.M. órdenes executivas para verificarlo, no podría esto retardar la indicada operación general de este exército; que emprenderíamos una vez resuelta terminantemente por S.M., contando con que llegarían a tiempo de poder apoyar la retirada, si la exigiesen las circunstancias. Espero que V.E. se digne hacerlo presente a S.M. para su real resolución, sin perjuicio de poner yo en obra la mia, si nuevos hechos me la hicieran tener por segura o mui probable. (Leyendo este informe tan impreciso se me viene a la imaginación el genial Gila cuando por teléfono, pedía que le pusiesen con el enemigo..)

Número 10. Membrilla, 21 de julio de 1809. El exército de Sebastiani que está a mi frente, se componia (por noticias muy circunstanciadas y auténtica que adquirí depués del último parte que di a V.E. ) de 12.000 a 13.000 hombres de todas armas; y ahora se ha tenido aumento de 5 regimientos de infanteria y alguna caballeria procedentes, con 8 de artilleria y 25 carros de municiones, de Toledo, habiendo entrado en Mora a la 1 de la madrugada del 19. Esta novedad me ha determinado a mantenerme en esta linea de Daimiel, Manzanares, la Membrilla y La Solana, en que bien reunidas mis divisiones , aseguro a rechazar al enemigo si me atacase, quedando entonces con desventaja suya a la espalda los rios Guadiana y Gigüela, que tendría dificultad de repasar si la victoria se declarase en favor nuestro…

Villarta seguía estando donde está ahora. En aquellos momentos según el cuadro del general Venegas no había nadie sería por que el pueblo estaba destruido pero hay constancia de que el puente estaba intacto… Por cierto los registros parroquiales de Arenas, Manzanares, Herencia, etc. estan activos: Había muertes, nacimientos y matrimonios registrados, incluso en el momento de establecer Venegas, accidentalmente, su cuartel general en Herencia. En Villarta los últimos registros son de finales de diciembre de 1808, quizás porque no hacían nada mas que pasar las fuerzas de Venegas camino de Uclés, de donde a mediados de enero volvían los que pudieron desorganizados y rotos y detrás de ellos matando y arrasando los escuadrones de dragones de Latour-Maubourg… Seguiremos en el próximo “poyete”.

José Muñoz Torres, cronista oficial

Estadillo de tropas francesas según la información del Tte. General Venegas en julio de 1809, en nuestra zona. [Fuente: General Venegas // Vindicación de los agravios infundados…Cádiz, Imprenta del Estado Mayor Central]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s