BUSCANDO A VILLARTA EN UN MAPA DEL SIGLO XVIII, por José Muñoz Torres.

El «poyete» anterior lo terminábamos acabando la comida de bodas y dejando que los novios se fueran a sus aposentos, a su nueva casa o las habitaciones de la casa de los padres, donde iban a hacer su nueva vida. Naturalmente, y como ya decíamos, hay que olvidarse del viaje de novios, ese que algunos, después de muchos años casados y cuando ya los medios de locomoción lo permitían realizaron con cierta nostalgia algunas parejas. Y mirad por donde cae en mis manos unos testimonios en los cuales un ilustre geógrafo o mejor cartógrafo (el que se encarga de elaborar mapas geográficos), Tomás López de Vargas Machuca adquiere el compromiso de elaborar un mapa de España provincia a provincia. Esta tarea, en una época de cambios contenidos donde poco a poco cambiaban los territorios dependientes de cada provincia, suponía un esfuerzo por racabar la información existente sino también la que podían proporcionar los habitantes de los distintos lugares. Concretamente, Villarta y algunos otros pueblos del norte de Ciudad Real se vieron definidos claramente en el mapa de la provincia de Toledo y en el mapa de la provincia de la Mancha, que con el tiempo llegaría a convertirse en la actual provincia de Ciudad Real. Así que volviendo en el tiempo unos 250 años atrás proponemos un camino difícil de recorrer, pero que se podía seguir, sin miedo a perderse, desde Villaharta de San Juan, que así se llama entonces nuestro pueblo, aunque algunos le llamaban Villarta, Villa Harta e incluso Villalta.

Por si alguien no lo recuerda, nuestro pueblo pertenecía entonces al llamado Priorato de San Juan y su gobierno se le asignaba, por un decreto papal, a uno de los Infantes de España; por aquellas fechas, el Infante don Gabriel era el Gran Prior. Aunque la capitalidad se encontraba en la villa de Consuegra, la organización administrativa-política se dirigía desde el partido de Alcázar. El ubicar cada una de las poblaciones era, en aquellos tiempos, tarea no muy fácil y de hecho en todos los mapa de España, pero en especial de nuestra comarca, se encuentran omisiones frecuentes, pueblos importantes que no figuran o que están dibujados en lugares que, a simple vista, no se correspondían con la realidad ( En alguna ocasión, si fuera posible, me gustaria que vieramos una colección de estos mapas para que nos hiciésemos una idea de las anormalidades que se indicaban). Curiosamente, en casi todos los mapas importantes a partir de 1650, figura Villarta en el justo sitio identificada con su puente, con el río Gigüela y sobre el camino Real a las Andalucias. Pero vamos paso a paso en esta historia que quisiera que fuese corta.

La elaboración de este mapa por Tomás López fué precedida por una petición a los diversos pueblos para que diesen datos precisos sobre sus respectivos lugares. Todas las contestaciones remitidas o, mejor dicho, recibidas, dieron lugar a un documento o legajo que bajo el nombre de «Relaciones Topográficas» de Tomás López se cuarda en la Biblioteca Nacional ( Sección de Manuscritos, 7309). En la nota de petición de documentos se indicaba: » Procurarán los señores Vicarios formar una especie de mapas o planos de sus respectivos territorios, de dos o tres leguas en contorno de su pueblo, donde pondrán las Ciudades, Villas, Lugares, Aldeas, Granjas, Caserías, Ermitas, Ventas, Molinos, despoblados , Rios, Arroyos, Sierras, Montes, Bosques, Caminos, & (etc.) que aunque no esté hecho como de mano de un profesor, nos contentamos con una sola idea o borrón del terreno, porque lo arreglaremos dándole la última mano. Nos consta que muchos son aficionados a Geografía, y cada uno de estos puede demostrar muy bien lo que hay al contorno de sus pueblos»

Por aquellos momentos el arzobispo de Toledo, Cardenal Lorenzana, estaba dirigiendo a todos los vicarios y párrocos del extensísimo arzobispado de Toledo un largo cuestionario donde se le pedían todas las respuestas posibles sobre asuntos de sus pueblos y si era posible le remitiesen algún dibujo del mismo.[Con más detenimiento puede verse en el «Poyete» Las Relaciones o respuestas del Prior de Villharta al interrogatorio de Cardenal Lorenzana.- José Muñoz Torres. 17 noviembre de 2018). Estas relaciones son remitidas por el Prior-Párroco Frey Francisco Gregorio de Tejada el 20 de mayo de 1782. El anterior Prior Frey don Antonio Folgar y Torres era quien había estado en contacto con Tomás López y quien le había remitido los datos. ( En el momento de contestar las Relaciones del Cardenal Lorenzana era ya Prior-Párroco de la vecina villa de Herencia). Para elaborar nuestros datos hemos tenido presente la publicación del Padre Agustino Francisco Javier Campos y Fernandez de Sevilla titulado «Los pueblos de la Provincia de Ciudad Real en las Relaciones Geográficas de Tomas López», en el cual aflora de forma permanente su lugar de nacimiento: Villanueva de los Infantes, a los cuales por aclarar un poquillo el tema que nos trata nos vamos a referir.

En primer lugar el mapa al que se hace referencia es el de LA MANCHA (PROVINCIA). MAPAS GENERALES. 1765 Provincia de La Mancha : donde se comprehenden los Partidos de Ciudad-Real,
Infantes y Alcaraz / Compuesta sobre las mejores memorias Impresas y manuscritas, y sujeta a las observaciones Astronómicas; Dedicada al S. D. Joseph Elías Gaona Portocarrero… Por D. Thomás López, Pensionista de S. M. — Escala [ca.1:624.000]. 8 Leguas de una hora de Camino o de 20 al Grado [= 7,1 cm]. —Se hallará éste con las demás obras del Autor en Madrid en la calle de las Carre-tas frente a la imprenta de la Gaceta : [Tomás López], 1765.1 mapa : grab., col. ; 40,5 x 37,5 cm
Creo que es necesaria hacer esta aclaración por una razón fundamental. Cuando se crea la provincia de Ciudad Real en 1833 los pueblos del más al sur del partido de Alcázar de San Juan, pasan junto a su capital Alcázar a depender de la nueva provincia de Ciudad Real, concretamente los pueblos de Alcázar de San Juan, Herencia, Argamasilla, Arenas y Villarta, junto a las aldeas o lugares (entonces) de Las Labores y Puerto Lápice. Esto no tendría mucha importancia si no fuese porque a partir de esa fecha, para muchos autores, cuando hablan de la historia de la Provincia de Toledo, dejan de citar a los pueblos antes citados porque ya son de la provincia de Ciudad Rea, a pesar de que muchos documentos y archivos siguen, como es lógico, en los archivos toledanos. Por otro lado hay un momento en que las relaciones de todos los pueblos que han contestado o por los menos han recibido la comunicación de Tomas López, tienen referencia en distancia, entre otros lugares, a la localidad de Villanueva de los Infantes. Por no hablar de los mapas que en el mismo se insertan y que si bien es cierto que fueron elaborados en su momento por vecinos de los citados pueblos, son diseñados como si los mismos fueran de la máxima importancia, sin que el padre Campos y Fernández de Sevilla, aproveche la ocasión, para aclarar un poco la verdadera importancia geográfica de esos pueblos en aquellos momentos.

Por lo que se refiere al citado manuscrito, en los folios 26 y 27 v, se dice:

Esta villa es una de las que comprende el gran Priorato de San Juan y se compone de doscientas cuarenta vecinos; tiene iglesia parroquial con la advocación de San Juan Bautista, y dentro de sus muros una ermita de Nuestra Señora de la Paz, especial devoción de su pueblo a quien tiene por patrona.

Dista quince leguas de la metrópoli de Toledo, cinco de Consuegra y cuatro de Alcázar, sus vicarias. Confina hacia el norte y parte de levante con la villa de Herencia, a dos leguas; por el mediodía con Manzanares, a cinco y entre mediodía y poniente con Arenas, a distancia de una legua. Su jurisdicción ocupa dos leguas de largo y ancho por las mas partes.

A ciento y cincuenta pasos de esta villa, mirando a el norte, corre hacia Arenas el río Záncara que nace en las sierras de Cuenca y se le incorporan algunas aguas de Gigüela y Guadiana; su corriente es bastante lagunosa y para evitar el mal paso a gentes, carruajes y caballerías, tiene un puente con calzada toda de tierra de cincuenta y cuatro ojos aquel, y tres esta, con mil ochocientas varas de largo [ aproximadamente 1503 metros, incluyendo puente y calzada]

Hay en esta jurisdiccion una quebrada de sierras que miran a los pueblos de Herencia y Villarrubia y como a media legua de la cumbre de dichas sierras se halla la dehesa de Guadalerza, propia del Colegio de Doncellas Nobles de Toledo.

Se coge en este término trigo, centeno, cebada, avena y aceite y se cria ganado lanar. La vega y lo pantanoso del río que se extiende bastante por ella abunda de pastos para ganado mular y vacuno; produce bien cualquiera legumbre que en ella se cultiva y melones, patatas, panizo, lino, cáñamo [aunque entonces este cañamo solo se cultivaba como planta textil], barrilla y salicor; tambien cria de su naturaleza, rico malvavisco, guines y saldado, especie de barrilla que se emplea en los mismos usos [ sosa para fabricar jabón]; la cosecha de granos asciende a diez y siete mil fanegas.

No hay fábrica ni industria alguna, y sería muy útil que muchas mujeres pobres se dedicasen a hilar lana.

Las enfermedades mas comunes que se experimentan son las tercianas procedentes de lo pantanoso del rio y vega cuya corrupcción en tiempos de calores infesta mucho la atmósfera percibiéndose cierta especie de fetidez; el número de muertos por un quinquenio es en cada año de doce personas mayores y veinticinco párvulos, y el de nacidos, de cuarenta y cuatro.

Las aguas de este pueblo son de pozos salobres y crudas y se advierte que es carrera general de la corte para los cuatro reinos de Andalucia. Hay maesro de postas y administrador de correos y un hospital muy infeliz para recoger los pobres transeúntes [el citado hospital era una casa de mala hechura y mantenimiento donde solían recogerse los viajeros que no tenían dinero para costear algunas de las posadas existentes, pero que no puede considerarse relación alguna con lo que actualemnte conocemos como hospital. En el vivía una persona que no pagaba alquiler alguno por hacerse cargo del mismo, además de trabajar como guarda de cerdos] [Relaciones topográficas Tomás López. Biblioteca Nacional. Sección de manuscritos. Legajo 7293 Folios 26 y 27v. Citado por el Padre F. Javier Campos y Fernandez de Sevilla]

De las comunicaciones de otros pueblos hay que hace especial hincapie en las explicaciones sobre las comunicaciones, caminos o carreteras que parecen no sólo alejarse de la realidad de aquel entonces, sino que tienen especial interés en querer demostrar la inverosimilitud de sus comentarios, haciendo creer al posible usuario de las rutas que deben circular por caminos dificiles y de recorrido inédito, sobre todo teniendo en cuenta la existencia de caminos de tiempos inmemoriales como los del campo de Montiel a Toledo a través del puente de Villarta o el más cómodo de todo ellos para ir a las Andalucias, como era el camino indicado por Navagero, unos trescientos años antes que seguía según su descripcción el camino Real de Andalucia: Santa Cruz, Valdepeñas, Manzanares, Villarta, Ventas de Puerto Lapice, Consuegra, Mora,… que después sería recorrido y dibujado en el pasaje del Camino por España y Portugal por Cosme de Médicis.

Como noticia más importante es el intercambio de comunicaciones entre el Prior-Párroco de Villarta y el cartçografo Tomás López. La enviada por el Prior de Villarta decía asi:

Muy Señor mio: En este correo inmediato recibo la de vuestra merce, y enterado de su contenido y la ocupación útil en la que s ehalla haciendo un mapa del Arzobispado de Toledo, para cuya composición necesita saber a punto fijo los lugares que hay en la redonda de este preciso paso y puerto de Villarta para los reinos de Andalucia, saliendo de ella para dichos pueblos de la redonda con las leguas de unos a otros, nombrando los rios, puentes, montes, montañas y los hundimientos. Advierto a vuestra merced que los lugares que están son precisamente los comprendidos en este partido de San Juan y que de ellos tiene vuestra merced en esa corte un mapa en casa del señor don Francisco de Solera, apoderado general del señor Infante don Felipe (que en gloría este), Gran Prior que fue de San Juan, que a vuestra merced le será fácil ver y saber donde vive. Elque está e un cuadro grande; lo puede vuestr merced ver y si fues suficiente a su obra, lo celebraré, y si faltase alguna circunstancia y yo la pudiese suministrar, lo haré con mucho gusto, siempre y cuando vuestra merced me lo preguntase y siendo naturalmente inclinado a ver estas obras , s i vuestra merced le paree, estimaré me las envíe con el retrato de nuestro m[uy] s[anto] p[adre] y s[eñor] Clemente XIII. //Ruego a Dios guarde a vuestra merced muchos años// Villarta, agosto 1765.// Besa la mano de vuestra merced su mas afectoservidor// Frey D. Antonio Folgar y Torres// Dirigida al Señor Tomás López.

Con fecha 10 de octubre de 1765, vuelve a escribir el Prior de Villarta a Tomás López:

Con Aantonio Carabaña, vecino de esta villa y mi feligrés, tengo respondido a la de vuestra merced, que recibí con fecha de veinte y cinco del mes pasado, y deseando con prontitud complacer a vuestra merced, no obstante que he estado en los sitios que desea saber, para completar el mapa de este partido. He preguntado a pastores y caseros de las quinterias que están en ellos y la razón mas puntual es la que remito a vuestra merced, advitiendo que desde el lugar nuevo (Argamasilla) a Alcázar (y no Alcaraz como aparece en el escrito) hay cuatro leguas; desde Alcázar hasta Villarta, otras cuatro, otras cuatro desde Villarta a Manzanares y de Manzanares a Argamsilla otras cuatro. La venta de Quesada está en medio de Manzanres a Villarta desde el hundimiento de Guadiana a su segunda salida hay siete leguas y todas de monte, excepto por encima de la Venta de Quesada que son tierras de labor. La villa de Arenas está una legua de esta de Villarta, y legua y media o dos del segundo nacimiento de Guadiana. Estas dos villas últimas están situadas al lado del Gigüela; en las que he tomado están pintadas sobre el río Guadiana, que corre por debajo de tierra en la forma que señalan las pintas, hasta su segundo nacimiento; lo acredita la experiencia, pues echando paja en el pozo de la venta de Quesada y en otros de Villarta, han observado los curiosos, que dicha paja, in continenti, se desaparece y va a salir a los ojos del segundo nacimiento, por lo que se ve claramente ser agua de paso, por lo que no sin fundamento me parece que Villarta y Arenas están fundadas sobre Guadiana y al lado de Gigüela. El rio Guadiana se hunde cuatro leguas de esta villa de Villarta y está tres de su segundo nacimiento. La formación de los Ojos de Guadiana en su segundo nacimiento están en la forma que demuestran los ceros, advirtiendo que son tantosque nose pueden contar y están al fin del número 9 y 2. Me alegraré que esta razón esté a la satisfacción de vuestra merced, y si alguna duda o reparo sobre ella se le ofreciese, estimaré no se detenga en preguntarlo// Ruego a Dios guarde a vuestra merced muchos años//Villarta, octubre 10 de 1765// Besa la mano de vuestra merced su mas apreciable servidor.// Frey d. Antonio Folgar y Torres// Dirigida al Señor don Tomás López.

Dibujo esquemático de Villarta y sus alrededores enviado al Cardenal Lorenzana por Frey D. Francisco Gregorio de Tejada. (Archivo Personal// Archivo Diocesano de Toledo)

Villarta de San Juan y alrededores por Frey don Antonio Folgar y Torres (Fuente: Biblioteca Nacional. Legajo 7239)

En el próximo «poyete» incluiré la relación de mapas remitidos a Tomás López por los diversos lugares para la realización del mapa del Arzobispado de Toledo.

José Muñoz Torres, cronista oficial.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s